Venezolanos en Perú: el balance de la migración
Venezolanos en Perú: el balance de la migración

Durante el último año, la migración venezolana al Perú creció a un ritmo acelerado. La Organización Mundial para las Migraciones para las Naciones Unidas (OIM) estima que, para finales del 2019, habría cerca de un millón de residentes en el país.

► ► 

El ingreso de inmigrantes por el Centro Binacional de Atención en Frontera (Cebaf) Tumbes –principal punto de entrada– se agudizó desde el 15 de junio con la exigencia de requisitos como el pasaporte o la visa humanitaria. A la fecha, solo se han emitido 83 de estas últimas en consulados del Perú en , Colombia y Ecuador.

Frente a este escenario, el Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI) presentó ayer los resultados de la primera Encuesta Dirigida a la Población Venezolana que Reside en el País (Enpove) 2018. El estudio muestra las características, carencias y capacidades de los venezolanos que viven en el Perú.

La encuesta abarcó a unos 10 mil venezolanos residentes en Lima Metropolitana, Callao, Tumbes, Trujillo, Arequipa y Cusco, ciudades que en conjunto albergan al 85% de los migrantes.

Los resultados

Las principales revelaciones de la encuesta están en la condición migratoria. El 76,8% de los venezolanos residentes ingresó al país en el 2018, mientras que el 19,6% en el 2017 y el 3,6% restante en años anteriores.

Asimismo, 3 de cada 4 venezolanos ingresaron con pasaporte vigente, mientras que el 24,7% utilizó cédula o partida de nacimiento. Cerca de la mitad de residentes tiene o está tramitando el permiso temporal de permanencia [ver infografía].

Venezolanos en Perú: el balance de la migración
Venezolanos en Perú: el balance de la migración

El estudio refleja también las carencias en rubros como la salud y vivienda. Nueve de cada 10 encuestados no accede a ningún sistema de aseguramiento y el 34,5% de los que se enfermaron optó por automedicarse.

La mayor parte de los inmigrantes pertenece a la población económicamente activa (71,8%), pero la mayoría labora en condiciones adversas.

Si bien el 93% de los mayores de 15 años cuenta con un empleo –principalmente en servicios–, solo el 11% tiene un contrato formal y acceso a beneficios laborales.

El salario promedio de los venezolanos ocupados es de S/1.116, cifra que está por encima de la remuneración mínima vital (S/930), pero que no alcanza para costear el valor de la canasta básica familiar de consumo (S/1.376).

(Fuente: INEI)
(Fuente: INEI)

Para Óscar Pérez, presidente de la ONG Unión Venezolana en el Perú, el estudio constituye una herramienta valiosa que permitirá avanzar en la inclusión de la población migrante.

“[La encuesta] permitirá que el Gobierno pueda tener una bitácora clara de cómo avanzar en políticas públicas que lleven a la integración socioeconómica de los venezolanos”, señala.

Realidad adversa

El estudio reportó asimismo situaciones de exclusión vividas por los migrantes. Así, el 35,6% señaló que ha padecido alguna experiencia de discriminación. La cifra es mayor en el grupo de 30 a 49 años, donde bordea el 40%, así como en mujeres (36%).

Pese a esto, el 94,7% de los residentes tiene la intención de quedarse a vivir en el Perú, mientras que el 5,3% restante piensa continuar su viaje hacia otros países, como Chile o Argentina.

Síguenos en Twitter como