Módulos Temas Día
Módulos Tomas de Canal

Más en Política

Perspectivas de ex candidatos presidenciales: con la mira puesta en el 2021

El 2019 podría ser clave para las aspiraciones políticas de ex postulantes al sillón presidencial. Ni Verónika Mendoza ni Julio Guzmán tienen partido con inscripción vigente

Elecciones 2021

(Gráfico: El Comercio)

El 2019 podría ser clave para las aspiraciones políticas de ex postulantes al sillón presidencial. Ni Verónika Mendoza ni Julio Guzmán tienen partido con inscripción vigente.

Keiko Fujimori: capital político desgastado.
La lideresa de Fuerza Popular iniciará el 2019 a la espera del fallo sobre su apelación a la orden de prisión preventiva que cumple desde octubre. Si este no le es favorable, no tiene impedimento para participar en política (Gregorio Santos lo hizo en el 2016), pero su imagen ante la opinión pública sigue en caída. En su bancada hay más amenazas de renuncias.

Para José Carlos Requena, socio de la consultora política 50+1, es difícil que la ex candidata presidencial retome su liderazgo con miras al 2021.

“Al margen de su situación judicial, antes [Fujimori] ya había dilapidado todo lo que construyó entre el 2011 y el 2016: se peleó con sus aliados, no tuvo agenda legislativa proactiva, no pudo consolidarse como lideresa de la oposición. Y no veo materia para una reversión”, aseveró el analista político.

Verónika Mendoza: sin partido propio.
El pasado 15 de noviembre se venció el plazo para presentar las firmas para la inscripción de su partido Nuevo Perú. El legislador Alberto Quintanilla, representante de ese grupo, explicó que las firmas recolectadas en estos dos años no valen, por lo que deberán comprar un nuevo kit e iniciar un nuevo proceso de recolección.

Ahora deben analizar la posibilidad de ir, como sucedió en el 2016, en alianza electoral. Fuentes de Nuevo Perú sostienen que hace un mes buscaron a Felipe Castillo, electo alcalde de Los Olivos y líder de Siempre Unidos, en busca de la inscripción. La negociación no llegó a buen puerto.

Verónika Mendoza lidera las encuestas junto con Julio Guzmán. En los desagregados, la lideresa de Nuevo Perú no logra despegar ni siquiera en zonas reconocidas como izquierdistas: en el sur, 24% aprueba su desempeño, mientras que 33% aprueba a Guzmán.

César Acuña: partido consolidado.
El congresista Richard Acuña sostiene que su padre es el “candidato natural” y que la bancada y las autoridades electas serán el soporte para la campaña del 2021. APP es el partido que más cargos regionales y locales obtuvo en los comicios del 9 de diciembre: dobló el número de gobiernos regionales que obtuvo en el 2014 y extendió su marca en zonas fuera del norte, su bastión electoral. La prioridad ahora es cuidar la imagen de las autoridades electas para evitar que alguna mala gestión sea un pasivo en el 2021. Para ello, Acuña dispuso toda la logística necesaria para que los alcaldes y gobernadores reciban capacitaciones sobre gestión pública.

Otro objetivo de APP es contrarrestar los elementos negativos sobre su líder. En el 2018 trajeron desde España a su abogado para explicar el archivo de la denuncia de plagio. Lo que sigue es la estrategia para frenar desde denuncias hasta memes. Para ello contrataron al consultor Ismael Crespo, aunque no están contentos con su trabajo.

Alan García: ¿hora del recambio?
A finales de agosto, Alan García reapareció en una base aprista de La Molina. “Yo observo, miro, escruto, los conozco, conozco sus conflictos, sus pequeñeces, sus odios, [...] por eso vuelvo”, dijo el ex mandatario en su discurso. Dentro y fuera del Apra avizoraban el regreso del García candidato con miras al 2021. Pero todo se derrumbó en menos de tres meses con su fallido intento de asilo en Uruguay.

Para el politólogo Eduardo Dargent, García no dejará de tener relevancia política, pero es difícil que vuelva a ser una opción electoral para el 2021. “Para los que vimos el retorno de García después de su gobierno en los 80 es difícil decir que no existe posibilidad, pero ha logrado tal cantidad de rechazo que no es una opción electoral. Ya demostró que no lo es en el 2016”, afirmó Dargent.

El politólogo añade que el desgaste de García pasa la factura al partido aprista. “Desde el 2002 en adelante hay un declive en el partido, donde en buena cuenta es responsable García y el partido por no saber quitárselo de encima”, agregó.

Alfredo Barnechea: prueba electoral.
El partido de la lampa ha visto su marca repotenciada con los últimos comicios regionales y locales, en los que logró tres gobiernos regionales y la Alcaldía de Lima con Jorge Muñoz (invitado). El secretario general de Acción Popular, Edmundo del Águila, aseveró que hay una tendencia positiva. “En el 2016 volvimos a postular un candidato presidencial propio después de 16 años y ahora ganamos la Alcaldía de Lima. La marca está por encima de cualquier persona”, sostuvo.

Pero antes deberán resolver algunos problemas internos. Por ejemplo, Barnechea ha generado varios opositores dentro del partido. AP celebrará una elección interna para nombrar a su nuevo presidente, aunque el saliente Mesías Guevara ya advirtió que ni Alfredo Barnechea ni Raúl Diez Canseco podrían postular porque no acreditan los años necesarios de militancia que exige el estatuto partidario. Eso sí, para ser el candidato presidencial del partido no es necesario cumplir tal requisito.

Julio Guzmán: el sueño del partido político.
A diferencia de Verónika Mendoza, Julio Guzmán ya entregó dos bloques de firmas y está a la espera de la validación final para inscribir su Partido Morado. Según la ONPE, la organización de Guzmán entregó un primer paquete de 917.088 firmas, del que fueron validadas 611.560. Necesitan 733.716 para inscribirse. Es decir, le faltan 122.156. A inicios de este mes ha presentado otras 181.316 para revisión.

Desde el 2016, Guzmán ha mantenido un perfil bajo en los medios de comunicación y solo se ha pronunciado por casos específicos y trascendentes a través de Twitter. Según fuentes del partido, el ex candidato presidencial está enfocado en armar los comités políticos partidarios. En las encuestas es quien tiene mayor aprobación de desempeño político, pero llegará al 2021 sin soporte de autoridades regionales y locales ni representación congresal.

Humala se perfila nuevamente con el nacionalismo
El ex congresista y personero legal del Partido Nacionalista Santiago Gastañadui señaló que el ex mandatario Ollanta Humala es el candidato natural del partido para los comicios del 2021.

“El objetivo ahora es fortalecer el partido. Ollanta Humala está haciendo recorridos en el interior del país, estamos formando cuadros, realizando capacitaciones de manera que podamos ofrecer una estructura propia y no depender de los independientes. Los independientes son los que malogran los partidos, porque al menor problema se van, no tienen bandera”, aseguró Gastañadui a El Comercio.

Humala afronta una investigación fiscal por presuntos aportes irregulares de Odebrecht a su campaña del 2011. Afrontó prisión preventiva junto con su esposa Nadine Heredia, pero ambos recobraron su libertad gracias a un fallo del Tribunal Constitucional.
Humala asiste a los llamados de la fiscalía y tiene más apariciones públicas.

Espacio para una derecha populista
El politólogo Mauricio Zavaleta sostuvo que en el escenario actual no hay espacio para candidatos radicales de izquierda, pero sí para populistas de corte derechista.

Para Zavaleta, Gregorio Santos es un candidato con un techo de 10% o 12%, por lo que no cree que pueda capitalizar el descontento popular y captarlo. Recordó que si bien a este le va bien en zonas rurales de Puno o Cajamarca, obtiene malos resultados en ciudades (incluida Cajamarca).

Antauro Humala, agregó el politólogo, es un híbrido complejo que “hasta se podría llamar fascista”. “Pero entre él y ‘Goyo’ solo hay un espacio”, añadió.

“La economía no irá perfecta, pero no va mal. Cuando el ‘establishment’ se quiebra como ahora y la economía va mal hay posibilidades de tener un Hugo Chávez. Acá no hay un quiebre económico, podríamos tener una opción más populista de derecha con un discurso conservador, antiinmigración. Ricardo Belmont lo intentó pero no le ligó”, acotó.

Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos
Ir a portada