Generan energía a partir del contacto de las ruedas y la calle
Generan energía a partir del contacto de las ruedas y la calle

Un grupo de ingenieros de la Universidad de Wisconsin-Madison han desarrollado un nanogenerador que es capaz de capturar la que se transfiere naturalmente entre dos superficies que entran en contacto y luego se separan. En este caso, la rueda y el pavimento.

Esta tecnología podría proporcionar a los fabricantes de una nueva manera de aprovechar la energía generada por los vehículos, indica los creadores .

El desarrollo, publicado en la revista Nano Energía, fue llevado a cabo durante aproximadamente un año por Xudong Wang, profesor asociado de ciencias de los materiales e ingeniería de la mencionada universidad, y Yanchao Mao, un estudiante de doctorado.

El nanogenerador se basa en el efecto triboeléctrico para aprovechar la energía del cambio de potencial eléctrico entre el pavimento y las ruedas de un vehículo. Este efecto comprende la carga eléctrica que resulta de contacto de dos objetos diferentes.

Wang asegura que este avance ofrece una excelente manera de aprovechar la energía que normalmente se pierde debido a la fricción.

"La fricción entre el neumático y el suelo consume alrededor del 10 por ciento de combustible de un vehículo", explica. "Esa energía se desperdicia. Así que si podemos convertirla podría darnos muy buena mejora en la eficiencia del combustible", añade.

El nanogenerador se basa en un electrodo integrado en un segmento del neumático. Cuando esta parte de la superficie del neumático entra en contacto con el suelo, la fricción entre estas dos superficies produce una carga eléctrica.

Durante las pruebas iniciales, Wang y sus colegas usaron un coche de juguete con luces LED para demostrar el concepto. Se colocó un electrodo a las ruedas del coche, y mientras rodaba por el suelo, las luces LED se encendían y apagaban. El movimiento de los electrones causados ​​por la fricción fue capaz de generar suficiente energía para alimentar las luces, confirmando la idea de que la energía perdida en la fricción puede ser recogida y reutilizada.

"Creo que esa es la parte más emocionante de esto, y es algo que siempre estoy buscando: cómo ahorrar la energía de consumo", dice Wang.

Los investigadores también determinaron que la cantidad de energía aprovechada está directamente relacionada con el peso de un coche, así como su velocidad. Por lo tanto la cantidad de energía que se ahorra puede variar en función de las estimaciones de vehículos.

"Hay un gran potencial en este tipo de energía", dice Wang. "Creo que el impacto podría ser enorme".

Fuente: Universidad de Wisconsin-Madison