Módulos Temas Día

Más en Robótica

Robot peruano que recicla competirá en Jerusalén

IRBin es un robot social que recicla residuos sólidos. Competirá en el 'Jerusalem International Start Up'

Robots

IRBin será el 'caballo de batalla' de Cirsys en el concurso "International Start Up Competition". (Foto: YouTube)

IRBin será el 'caballo de batalla' de Cirsys en el concurso "International Start Up Competition". (Foto: YouTube)

YouTube

Con el objetivo de conservar el medio ambiente y educar en una cultura de reciclaje a la población, el dispositivo IRBin, de la startup peruana Cirsys, se presenta como un robot social que recicla de forma automática residuos sólidos. Esta es su carta de presentación y el motivo por el cual el Ministerio de la Producción (Produce) y la Embajada de Israel en Perú dieron a la startup como ganadora del primer "Start Jerusalem 2017".

Junto a la distinción, Cirsys recibió un premio de 50 mil soles, la invitación y financiación a un programa de aceleración por cinco días en Jerusalén (Israel) con todos los gastos cubiertos para noviembre. Allí, Erick Carranza, CEO de Cirsys, y su equipo compartirán con los ganadores del mismo concurso de otros 30 países, inversionistas, casos de éxito y fundadores de startups exitosas de todo el mundo.

Además, IRBin será el 'caballo de batalla' de Cirsys en el concurso "International Start Up Competition", la cuál reconocerá a la mejor startup de entre todas las invitadas.

"El concurso estuvo dirigido a startups de tecnología que cuentan con una solución innovadora para la mejora de la calidad de vida de determinado público", dijo Gonzalo Villarán, director general de Innovación del Produce. "El caso de Cirsys es destacado porque el robot además de clasificar los residuos, también interactúa y guía a las personas en este proceso".

Produce

Junto a la distinción, Cirsys recibió un premio de 50 mil soles. (Foto: PRODUCE)

Junto a la distinción, Cirsys recibió un premio de 50 mil soles. (Foto: PRODUCE)

Internet

Objetivo: IRBin, el prototipo educador

IRBin es un robot social que clasifica de forma automática tres tipos de residuos sólidos: botellas de plástico y vidrio y residuos en general. En conversación con El Comercio, Erick Carranza explica que se espera que el dispositivo pueda interactuar con los usuarios para concienciarlos y educar acerca del proceso de reciclaje y los beneficios que trae para el medio ambiente.

Con el objetivo de crear una cultura de reciclaje en las personas, IRBin es un robot social. Esta es la gran meta final de Cirsys, por eso el robot inteligente tiene un nombre, para ser llamado como un 'ser', cuenta con una pantalla para la interacción y una espalda transparente donde las personas visualicen el proceso de segregación de residuos a la vez de mostrar mensajes sobre dicho tratamiento.

El dinero que recibió del Produce permitirá a Cirsys desarrollar un prototipo mejorado. El mismo tendrá un costo de al menos 11 mil soles -la inversión que necesitó el primer y único prototipo con el que el startup participó en el "Start Jerusalem 2017"-. Estará listo para finales del 2018 y, según la proyección de Carranza, será probada en algún centro comercial para que su función pueda ser validada por usuarios.

Aunque suene caro, la producción en masa del dispositivo abaratará los costos y así será ofrecido. Luego de ser expuesto, probado y validado, será ofrecido a municipalidades, universidades y centros comerciales. Cirsys, como empresa, informa que con 50 IRBin distribuidos en todo el país, en un año se podrá reciclar 2,5 millones de botellas de plástico y 1,5 millones de vidrio. Pero para ello necesita de una financiación inicial de 33 mil dólares.

El futuro de IRBin

El contexto y la realidad en la cultura del reciclaje en la región es idéntica a la del Perú: las personas no saben reciclar. Los contenedores de colores que en teoría almacenan por separado diferentes tipos de residuos sólidos no son bien utilizados. Se puede encontrar papeles en el contenedor de vidrio y restos orgánicos en el de papel. Por eso, la idea a largo plazo de Cirsys es desarrollar tecnología de reciclaje que combata la contaminación ambiental.

"Tenemos como objetivo a futuro crear y desarrollar otros dispositivos de segregación, pero a nivel doméstico", dice Carranza. La gran diferencia que existiría entre IRBin y este tipo de tecnología sería el tipo de residuos que procesarían, pues los restos en casas suelen ser orgánicos en su mayoría. Este sería el segundo paso, tras IRBin, para desarrollar una super máquina capaz de reciclar desperdicios a nivel industrial.

Los datos

IRBin recorta el ciclo de reciclaje que existe: de los 11 pasos que se siguen, se pasaría asolo cinco: comercio, consumo, IRBin, transporte y el producto reciclado y compactado es llevado a un centro de transformación para ser reutilizado.

Cirsys venció a cerca de 60 competidores de todo el país en el concurso "Start Jerusalem 2017", el mismo que tuvo su fase inicial en setiembre pasado.

Más noticias de Tecnología en...

Tags Relacionados:

reciclaje

Robots

Leer comentarios ()

Hoy en portada

Subir
Fotogalerías