(Foto: AFP)
(Foto: AFP)
Redacción EC

¿En qué piensas cuando escuchas 'Victoria's Secret? La respuesta es bastante obvia: cinturas diminutas, mujeres delgadas y trajes de lencería con alas fuera de este mundo. Todo muy bonito. El único problema es que no refleja (para nada) la realidad en la que vivimos.

Aunque el Victoria's Secret Fashion Show continúa siendo el desfile más esperado del mundo entero, ha recibido cientos de críticas durante los últimos años. Y, hace unos días, tras las declaraciones del director de marketing de la firma, Ed Razek, la situación ha empeorado aún más.

En una entrevista con Vogue, Razek señaló que el show no incluirá en el futuro mujeres transexuales porque Victoria's Secret es tan solo una "fantasía".

"Es como, ¿por qué tu programa no hace esto? ¿No deberías tener transexuales en el programa? No. No, no creo que debamos. ¿Bueno, por qué no? Porque el espectáculo es una fantasía. Es un especial de entretenimiento de 42 minutos. Eso es lo que es. Es el único de su tipo en el mundo, y cualquier otra marca de moda en el mundo lo tomaría en un minuto, incluidos los competidores que nos atacan. Y nos atacan porque somos líderes", dijo el director a la revista. 

Ante su respuesta, las redes sociales se encendieron y el movimiento #Time4RESPECT emitió un comunicado en su cuenta de Instagram que busca incitar a la firma a cambiar su filosofía y optar por la inclusión, no solo de mujeres transexuales, sino también de modelos 'curvy' o tallas XL. 

Ver esta publicación en Instagram

We are disappointed by the recent comments about trans and plus-size models made by Ed Razek, CMO of L Brands, Victoria's Secret's parent company. Such comments create a hostile work environment for people who do not conform to Victoria’s Secret’s mold – one that enforces an idea of female beauty that is predominantly white, cisgender, young and thin. In addition to the brand’s issues with lack of diversity and inclusion, Victoria’s Secret photographers have faced allegations of sexual misconduct by models, which have yet to be adequately addressed. If Victoria’s Secret is truly a leader, it will join the RESPECT Program so that models and their colleagues can work in a respectful, accountable and inclusive environment. The RESPECT Code requires that all be treated with dignity and respect on the job, regardless of race, size, or gender identity. This is not the “PC” thing to do – this is best business practice. When any part of our industry is excluded or oppressed, abuse is able to flourish and hurts us all. We can and need to do better. #Time4RESPECT #VictoriasSecret

Una publicación compartida por Model Alliance (@modelallianceny) el

Tras el escándalo en redes sociales, la revista Elle se comunicó con Razek quien pidió disculpas y señaló que no se expresó del todo bien. "Mi comentario sobre la inclusión de modelos transexuales en el desfile de modas de Victoria's Secret fue insensible. Me disculpo ”, dijo Razek por correo electrónico al citado medio. "Para ser claros, por supuesto que aceptaríamos una modelo transexual para el espectáculo. Hemos tenido modelos transexuales en castings ... y como muchas otras, no lo lograron ... pero nunca fue sobre el género. Honestamente, realmente espero que una modelo transexual haga el show pronto. Admiro y respeto su viaje para abrazar lo que realmente son", concluyó. 

Razek habla de la firma como si no fuera parte de ella: como si no estuviera en sus manos el casting de modelos ni dar el primer paso para un cambio. Y, luego de leer sus palabras, una cosa queda clara: Victoria's Secret no está ni cerca de la transformación hacia la inclusión, un camino que decenas de firmas en la 'fashion industry' ya han tomado en búsqueda de un mundo más justo para todos. 

TAGS RELACIONADOS