Módulos Temas Día
Módulos Tomas de Canal

Más en Perú

Las razones para esperar una aceleración de la economía peruana en el 2019

La actividad crecería 4% el próximo año, en línea con los estimados oficiales, impulsada por la dinámica del consumo y la inversión privada. Sin embargo, el impulso fiscal sería débil.

Economía peruana

(Foto: El Comercio)

Informe El Comercio-IPE
​Luego de un débil resultado en el 2017 (crecimiento del PBI de 2,5%), la economía peruana se ha venido acelerando y, con ello, el IPE estima que crecería 3,9% en el 2018. Dicho resultado casi se repetiría el 2019, alcanzando una expansión de 4,0% debido, fundamentalmente, a tres razones: (i) la consolidación del consumo privado, (ii) la continua expansión de la inversión privada que compensará el débil crecimiento de la inversión pública y (iii) la mejora del volumen de las exportaciones mineras.

CONSUMO PRIVADO
Para el 2018 y el 2019 se proyecta que el consumo privado aumente en 3,7%, 1,2 puntos porcentuales (p.p.) más que en el 2017, debido al aumento de las remuneraciones y del empleo formal, así como del crecimiento del crédito al sector privado. De acuerdo con el BCR, entre enero y octubre el empleo formal creció 3,7% y los salarios en el sector formal aumentaron 5,1% respecto al mismo período del 2017. Con ello, la masa salarial acumula un incremento de 9% durante los 10 primeros meses del año, un ritmo dos veces mayor al registrado durante el 2017 (4,4%).

Por otro lado, en lo que va del año, el crédito ha crecido a una tasa promedio mensual de 8,3%, superando así la tasa del 2017 en 3,3 p.p. Además, entre todos los segmentos, destaca la expansión en el crédito destinado al consumo de las personas, pues viene creciendo a una tasa promedio mensual de 11,6%, en comparación al crecimiento promedio mensual de 8,2% del 2017. Se espera que la expansión del crédito privado se mantenga durante el 2019.

MÁS INVERSIÓN PRIVADA
En el 2018 la inversión privada habría crecido 4,7%, luego de tres años de caída y uno de crecimiento nulo. Para el próximo año, el IPE estima que la variable crecería 6,9% impulsada por la mayor inversión minera. Según el BCR, la inversión de este sector aumentaría 19,2% debido a la construcción de importantes proyectos mineros que iniciaron obras en el 2018. Entre ellos, destacan Quellaveco (Moquegua), la ampliación de Toromocho (Junín) y Mina Justa (Ica), que representan una inversión conjunta de US$8.255 millones, de los cuales, según el Minem, solo se ha ejecutado el 21%.

Respecto a la inversión no minera, se espera un incremento de 5,0% debido, en gran parte, al inicio de las obras de la ampliación del aeropuerto Jorge Chávez (US$1.500 millones) y la línea 2 del metro de Lima (US$5.346 millones), ambos proyectos destrabados durante el 2018. Así, se espera que a mediados del 2019 se inicie la remoción de tierras para la ampliación del aeropuerto así como la construcción del primer tramo de la línea 2 del metro (Evitamiento-Santa Anita).

NUEVAS AUTORIDADES
Luego de cuatro años consecutivos de caída, la inversión pública habría crecido 11,4% en el 2018, la tasa más alta del último lustro. Esta fuerte recuperación se explica, fundamentalmente, por una mayor ejecución de los proyectos del MTC y las municipalidades de Lima en el marco de los Juegos Panamericanos. Sin embargo, este dinamismo no se sostendría en el 2019 debido a que el ingreso de nuevas autoridades subnacionales tiende a reducir la inversión de estos niveles de gobierno. Así, por ejemplo, en el 2011 y el 2015, la ejecución de la inversión pública disminuyó, en promedio, 8 puntos porcentuales adicionales en aquellas municipalidades provinciales donde hubo una autoridad nueva (esta vez, por la no reelección de autoridades, todas serán nuevas).

Por el contrario, se espera una mayor inversión del gobierno nacional, que contrarrestará parcialmente la menor inversión subnacional. Aun así, se espera que la inversión pública total casi se estanque y crezca 1%. Dado que la inversión privada es más de cuatro veces la inversión pública, este estancamiento será compensado por el mayor dinamismo de la inversión privada.

REBOTE DE EXPORTACIONES
El volumen de exportaciones crecería solo 2,0% en el 2018, lejos del 7,8% registrado en el 2017. Esta desaceleración responde, principalmente, a los menores volúmenes de producción minera. Por un lado, la extracción de cobre habría caído 1,9%, en parte, ante los problemas geotécnicos en Las Bambas, mientras que la producción de oro caería 5% por el cierre de la unidad Pierina (Áncash) y el agotamiento de la unidad Lagunas Norte (La Libertad). Por otro lado, las exportaciones no tradicionales mejoraron ante la normalización de las condiciones climáticas respecto al fenómeno de El Niño costero del 2017, lo cual se tradujo en mayores ventas de productos agropecuarios y pesqueros.

Para el 2019 se estima que las exportaciones se aceleren y crezcan 4,4% debido a un efecto de rebote estadístico de los productos tradicionales, luego de superar los problemas de la producción minera, sumado al impulso del inicio de operaciones de la ampliación de la mina Toquepala (Tacna). No obstante, se espera una moderación de las exportaciones no tradicionales debido al menor crecimiento del sector agropecuario y a la caída del sector pesca en el 2019, así como por el menor crecimiento de la economía mundial.

Tags Relacionados:

economía peruana

IPE

PBI

Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos
Ir a portada