Mafia japonesa: La nueva banda que alarma a la policía
Mafia japonesa: La nueva banda que alarma a la policía

La división del mayor grupo de crimen organizado de en septiembre del año pasado, Yamaguchi-gumi, ha dado lugar a la formación de la tercera banda yakuza más numerosa del país: la Kobe Yamaguchi-gumi, según datos presentados por la Policía japonesa.

Según las cifras de la Agencia Nacional de Policía, la Kobe Yamaguchi-gumi, que se escindió de Yamaguchi-gumi, contabiliza unos 6.100 miembros y extiende sus tentáculos por 63 prefecturas. Miles de miembros del grupo Yamaguchi-gumi fueron expulsados en el año 2015 bajo acusación de deslealtad hacia el líder, Shinobu Tsukasa.

Los jefes de las 13 facciones escindidas celebraron su primera reunión formal en la ciudad porteña de Kobe, a la cual deben el nombre.

Los ingresos anuales de la banda Yamaguchi-gumi son de millones de dólares procedentes de la extorsión, los juegos de azar, la industria del sexo, el contrabando de armas y drogas, las operaciones inmobiliarias y de la construcción, la manipulación del mercado de valores y la producción de pornografía en Internet.

Su cantidad de miembros lo convierte en el tercer grupo de la Yakuza (el crimen organizado en Japón) por detrás del propio Yamaguchi-gumi, que permanece como el mayor con unos 14.100 integrantes, y el Sumiyoshi-kai de Tokio, segundo con unos 7.300 asociados.

También en la capital japonesa, el Inagawa-kai  ha pasado de ser el tercero al cuarto clan más numeroso con unos 5.800 individuos. Y pese a que Yamaguchi-gumi aún es el más grande dentro de la Yakuza, con respecto al sondeo de la Policía de Japón del año pasado el grupo ha perdido a unos 9.300 miembros, un 40% del total.

El nombre Yakuza se deriva de los números 8, 9 y 3, que en japonés representan una mala jugada en las cartas, y su origen se remonta al siglo XVII.

En líneas generales todos los grupos yakuza han decrecido hasta sumar un total de 46.900 afiliados según el último estudio, lo que supone un 12% con respecto al año anterior y la cifra más baja desde 1958.

En los últimos años el crimen organizado en Japón viene registrando caídas históricas en cuanto a integrantes gracias a una mayor vigilancia policial, a las políticas de reinserción para ex miembros o a las medidas nacionales e internacionales para limitar sus fuentes de financiación.

No obstante, la policía nipona asegura estar especialmente alerta debido a las rencillas que han protagonizado Yamaguchi-gumi y Kobe Yamaguchi-gumi tras su ruptura del pasado verano.

Las autoridades no quieren que se repita un escenario como el que deparó la llamada Guerra Yama-ichi, un conflicto entre Yamaguchi-gumi y otro grupo rival que causó en Japón en la segunda mitad de los ochenta un centenar de muertos, incluidos civiles.

El derramameinto de sangre tras una escisión similar en 1984, dejó los tres años siguientes un saldo de al menos 25 muertos y más de 70 personas heridas, incluyendo tres sin relación con las bandas, y la policía arrestó a cientos de personas.

Fuente: EFE/Agencias

TAGS RELACIONADOS