Congreso tiene en agenda dos cambios claves para la reforma política: eliminar la inmunidad parlamentaria y los impedimentos para postular a un cargo de elección popular (Foto: Juan Ponce/GEC)
Congreso tiene en agenda dos cambios claves para la reforma política: eliminar la inmunidad parlamentaria y los impedimentos para postular a un cargo de elección popular (Foto: Juan Ponce/GEC)

A contrarreloj, los congresistas observan de reojo el calendario. El domingo 5 de julio finalizará la primera legislatura -y al día siguiente arranca la segunda-, por lo que se busca que las reformas políticas y electorales pendientes sean debatidas y aprobadas por el en aras de que puedan ser aplicadas en las Elecciones Generales 2021.

MIRA: Comisión de Fiscalización cita a expareja de Mirian Morales por consultorías en el Estado

Son dos los dictámenes con luz verde de la , presidida por el legislador Omar Chehade (APP), los que concentran la atención : el que elimina la figura de la y el que establece los impedimentos para postular a cargos públicos.

¿Qué dicen las normas actuales?

La prerrogativa de la inmunidad parlamentaria está contemplada en el artículo 93 de la Constitución. Actualmente en el dispositivo se especifica que los legisladores no pueden ser procesados, ni presos sin previa autorización del Congreso o de la Comisión Permanente, desde que son elegidos hasta un mes después de cesado en sus funciones, excepto por delito flagrante.

En tanto, respecto a los impedimentos para postular a cargos de elección popular, se plantea modificar los artículos 34, alusivo a que miembros de las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional no pueden postular a dichos cargos, y 39 de la Constitución, que radica en que todos los funcionarios y trabajadores públicos están al servicio de la Nación.

¿Cuáles son los cambios planteados?

Un total de 14 proyectos de ley fueron presentados para modificar la inmunidad parlamentaria, prerrogativa que, según sus defensores, obedece a que los congresistas puedan realizar su rol fiscalizador con la garantía de que las denuncias que se les interpongan por ello no procedan durante su período como parlamentarios.

De las iniciativas contempladas en torno a la inmunidad, siete planteaban su eliminación, cuatro sugerían que continúe en manos del Congreso con modificaciones, tres proponían que sea revisada por la Junta Nacional de Justicia (JNJ) y solo uno indicaba que la decisión sobre su levantamiento debía quedar en potestad del Tribunal Constitucional (TC).

Tras varias sesiones de debate y dos predictámenes fallidos, la Comisión de Constitución aprobó eliminar la figura de la inmunidad parlamentaria. La sugerencia de nuevo texto constitucional mantiene la mención de que los legisladores “no son responsables ante autoridad ni órgano jurisdiccional alguno por las opiniones y votos que emitan en el ejercicio de sus funciones” y añade que los procesos penales por delitos comunes cometidos durante el mandato de los congresistas serán de competencia exclusiva de la Corte Suprema de Justicia.

De otro lado, respecto a la propuesta para establecer impedimentos para postular a cargos públicos, no es un tema nuevo en el último quinquenio.

En abril del 2019, el Gobierno presentó un paquete de reforma electoral, basado en recomendaciones de la Comisión de Alto Nivel de Reforma Política, con una iniciativa sobre este tema. Posteriormente, la Comisión de Constitución y el pleno del Congreso aprobaron establecer que se impida postular a cargos de elección popular a quienes cuenten con sentencia condenatoria “emitida en primera instancia por delito doloso”.

Sin embargo, es válido recordar que las modificaciones constitucionales requieren de dos votaciones en legislaturas consecutivas. La primera votación se dio al finalizar el primer semestre del 2019, pero hasta la fecha de la disolución del Congreso, 30 de setiembre del 2020, el pleno no había efectuado la segunda votación necesaria.

El proceso trunco evocó a la Comisión de Constitución a considerar que debía verse desde cero, por lo que se evaluaron tres nuevos proyectos de ley relativamente similares a la propuesta que se había aprobado en el pleno del primer semestre del 2019 respecto a fijar barreras a las candidaturas a cargos públicos de elección popular.

En un principio, el grupo que encabeza Chehade elaboró un predictamen que solo incluía como obstáculos los delitos de apología al terrorismo, terrorismo, tráfico ilícito de drogas y violación, lo cual le valió las críticas del Ejecutivo, expresadas por el presidente Martín Vizcarra, así como de congresistas y organizaciones civiles.

La rectificación llegó en la sesión posterior, la misma en la que el presidente de la Comisión de Constitución manifestó que el primer texto "solo se trataba de una propuesta inicial para arrancar el debate y llegar a un consenso".

Finalmente, por mayoría, el grupo aprobó que para el impedimento se admita la incorporación de los delitos dolosos sentenciados en primera instancia y que se extienda tanto para los autores como a los cómplices de las imputaciones. Para ello, sin embargo, la pena privativa de la libertad, efectiva o suspendida, deberá ser superior a cuatro años, y precisamente esa benévola mención ha levantado nuevas críticas por parte de varios legisladores.

Proyección

Se registraron ligeras diferencias en torno a las cifras que aprobaron en la Comisión de Constitución los dictámenes que eliminan la inmunidad parlamentaria y la reforma que fija los impedimentos para postular a cargos públicos. En el primer caso, el texto fue aprobado por 17 votos a favor, seis en contra y una abstención; mientras en el segundo, el documento procede al pleno por 17 votos a favor, dos en contra y tres abstenciones.

Como se menciona líneas más arriba, las reformas constitucionales requieren el voto superior a los dos tercios del número legal de congresistas (130), es decir, 87 adhesiones, y en dos legislaturas consecutivas.

De momento, la radiografía en torno a los sentidos de los proyectos presentados por las bancadas en torno a la eliminación de inmunidad parlamentaria podría dar alcances sobre lo que podría ser su votación en el pleno.

Entre los que sugirieron la supresión de la prerrogativa figuran Alianza para el Progreso, Podemos Perú, Somos Perú, Frepap y el Partido Morado. De votar en bloque y en el mismo sentido, el dictamen acumularía 68 adhesiones, 19 votos por debajo de lo que se requiere para la aprobación de la propuesta. Posiblemente, un rol protagónico será asumido por la bancada de Acción Popular, que cuenta con 25 votos.

El panorama en cuanto a los impedimentos para postular a cargos públicos es similar, en tanto que el Frepap y Somos Perú han sostenido que votarán a favor de la modificación si es que en el pleno se aprueba que también se contemplen los delitos dolosos con penas menores a los cuatro años.

¿Y la Comisión de Levantamiento Inmunidad Parlamentaria?

Yván Quispe (Frente Amplio), presidente de la Comisión de Levantamiento de Inmunidad Parlamentaria del Congreso, comentó a El Comercio que su bancada ha manifestado estar a favor de la modificación de la prerrogativa, mas no de su eliminación, por lo cual hay “preocupación”.

Consultado por el futuro del grupo que preside en caso se elimine la inmunidad en el pleno, cumpliendo los requisitos de las reformas constitucionales, Quispe contestó que él y su grupo continuarán trabajando “de acuerdo a nuestras facultades” hasta el momento en que se presenten nuevas condiciones.

¿Cuándo estarían vigentes ambos cambios?

El especialista en derecho parlamentario César Delgado-Guembes precisó que, si se aprueba la reforma en la presente legislatura y se hace la segunda votación a inicios de agosto, por citar una fecha como ejemplo, a mediados de ese mismo mes podríamos estimar que ya estaría en vigencia la eliminación de la inmunidad parlamentaria.

“Tiene que haberse aprobado la reforma constitucional con votos de más de los dos tercios del Congreso y en dos legislaturas. El presidente de la República no puede observar las reformas constitucionales, está obligado a promulgarla. Con base en el ejemplo planteado, una vez que la reforma esté en vigencia dejaría de existir la Comisión de Levantamiento de Inmunidad Parlamentaria”, señaló a este Diario.

Aunque aún no se conoce la agenda de los próximos plenos, de momento se espera que los dictámenes de las dos reformas constitucionales sean puestas al debate en las sesiones de viernes.

Video sugerido

Clínica ‘Good Hope' cobró 1183.49 soles por 7 inyectables de paracetamol