Redacción EC

BRUNO ORTIZ BISSO

El mercado de las tabletas de entrada se está ampliando y a la vez sofisticando. Hay más modelos con mejores prestaciones y bajo precio. Ahora, conseguir una tableta que no supere los S/.500 y que cuente con una interesante configuración y buen desempeño ya no es complicado en nuestro país.  Por varios días probé la nueva Acer Iconia A1-830 y la experiencia fue buena.

DISEÑO

Para ser una tableta de entrada, llama mucho la atención. Aunque abunda el plástico, el acabado metálico de la parte posterior le da un agregado que lo distingue del resto. Sin embargo, el filo de plástico en la zona de la cámara trasera le quita prestancia.

DESEMPEÑO

Su principal novedad es que trae la tecnología Clover Trail+ en su procesador Atom Z2560 de dos núcleos a 1,6 Ghz de Intel.  Viene con el sistema operativo Android 4.2. Si eres de los que no les gusta las capas sobre Android, este dispositivo trae casi un Android puro.

En comparación con otras de su tipo, se siente una mayor fluidez en la navegación entre funciones y en la reproducción de video. Un punto a favor es que usa tecnología IPS en su pantalla de 7,9”, que le brinda un mayor ángulo de visión. Sin embargo, la calidad de la pantalla no es sobresaliente.

Su cámara frontal es de 2 MP y la trasera de 5 MP. Tiene 1 GB de memoria RAM y 16 GB de almacenamiento.

En un uso normal, la batería puede durar más de 6 horas. Pero si el uso incluye la visualización constante de películas o juegos de gran requerimiento gráfico, la autonomía de la tableta se reduce considerablemente.

PRECIO

Este dispositivo que se vende en la tienda por departamentos Ripley a S/. 499.

CONCLUSIÓN

En este nuevo segmento, la Iconia A1-830 de Acer sobresale y puede ser una buena opción a un precio asequible.

A favor

  • Buen desempeño, considerando su precio.
  • Un diseño diferente para ser un dispositivo de entrada.
  • Tecnología IPS en la pantalla.

En contra

  • Algunos acabados de plástico en el diseño desentonan con el producto final.
  • La cámara trasera tiene sus limitaciones.
  • La batería sufre cuando se le exige al máximo.