¿Fan de la comida saludable? Cuidado con obsesionarte con ella
¿Fan de la comida saludable? Cuidado con obsesionarte con ella
Redacción EC

Una alimentación sana y balanceada es fundamental para sentirnos bien y mantener nuestra salud en estado óptimo. Sin embargo, todo en exceso es dañino, y algunas dietas estrictas con alimentos catalogados como "sanos" podrían derivar en diversas enfermedades.

Según reporta el Huffington Post, esta obsesión por la comida saludable se denomina ortorexia, un transtorno alimenticio que podría convertirse rápidamente en un cuadro de desnutrición crónica, debido a la poco balanceada ingesta de los nutrientes necesarios para el cuerpo, y finalmente en la muerte.

De acuerdo a la Organización Nacional de Desórdenes Alimenticios de EE.UU. (NEDA, por sus siglas en inglés), esta patología no está oficialmente considerada como un trastorno, a pesar de ser muy similar a otros sí reconocidos como la anorexia o la bulimia.

"Los ortoréxicos pueden ser socialmente aislados, generalmente porque planean su vida en torno a la comida. Pueden tener poco espacio en su vida para otra cosa que no sea pensar y planear lo que comerán", indica Karin Kratina, nutricionista especializada en problemas alimenticios, en la página web de NEDA.

¿SUFRO DE ESTE CUADRO?

La dependencia obsesiva de los llamados "alimentos saludables" no solo podrían afectar la personalidad, sino enfermar al cuerpo entero. Cuando la persona llega a límites "severos", desencadenará una serie de anomalías como la anemia, pérdida de masa ósea y un alto riesgo de infecciones.

Diversos especialistas coinciden en que los ortoréxicos deciden consumir productos "funcionales" y abandonan otros que son básicos para su organismo. La doctora Kratina recomienda realizar las siguientes preguntas para determinar este cuadro:

1.- ¿Desearías de vez en cuando sólo comer y no preocuparte de la calidad de los alimentos que consumes?

2.- ¿Alguna vez has deseado pasar menos tiempo en la comida, y más tiempo viviendo y amando?

3.- ¿Tu capacidad de ingerir una comida está más allá del hecho que te la hayan preparado con amor, sin intentar controlar lo que te sirven?

4.- ¿Estás siempre buscando excusas para catarlogar ciertos alimentos como no saludables para ti?

5.- ¿Dejas al amor, la alegría, el juego y la creatividad en un segundo plano por seguir la dieta perfecta?

6.- ¿Sientes culpa o te odias a ti misma cuando te sales de tu régimen?

7.- ¿Te sientes en control cuando te mantienes en la dieta "correcta"?

8.- ¿Te has puesto a ti misma en un pedestal nutricional y te preguntas cómo las otras personas pueden comer los alimentos que consumen?