Habían pasado apenas dos años desde que , la primera figura del mundo del entretenimiento en confirmar públicamente que había contraído el sida, le abría los ojos al mundo sobre el terrible virus. , alertado por el fallecimiento a causa de este mal de personas muy cercanas a su entorno, decidió realizarse el examen que le confirmaría que había sido infectado.

Era 1987 y su banda, Queen, acababa de realizar la gira más exitosa de toda su historia: el Magic Tour, con el que ofrecieron una monumental presentación en el estadio Wembley. Freddie Mercury optaría por mantener en secreto su diagnóstico y solo les comunicaría a los miembros del grupo que, tras aquella gira, no volvería a dar más conciertos.

Brian May contaría años después que aquel anuncio le hizo intuir que algo no andaba bien con su compañero, pero este mantendría su hermetismo hasta muchos años después, cuando la prensa empezó a especular con la noticia.

La primera en saber sobre el estado de Freddie Mercury fue Mary Austin, la ex novia del músico y la mujer a la que calificó en más de una ocasión como su más grande amiga. "Su médico me llamó y me pidió que le diga a Freddie que lo contacte urgentemente. Le transmití el mensaje, pero no lo llamó. Volví a casa y por casualidad me contaron por qué esa persona tenía que hablar con él", relató Austin en un documental para la televisión.

La noticia llegaría de manera igualmente sorpresiva para los integrantes de Queen. "Un día decidió que tenía que contarlo y todos fuimos a verle. Y nos lo contó, nos quedamos completamente hundidos", explicó el baterista Roger Taylor.

"Nos dijo: 'Seguro sabes de qué va esto y no quiero volver a decirlo nunca más, solo quiero hacer música hasta que caiga redondo'", recordó Brian May sobre aquella reunión.

Y así transcurrieron los años para Freddie Mercury y Queen. Terminaron de grabar el disco "The Miracle", que incluiría el tema "Scandal", escrito por Brian May en relación a cómo la prensa hablaba de la noticia de su divorcio y de la salud de Freddie, y luego vendría "Innuendo", un álbum que se empezó a trabajar en un momento en el que Mercury sabía que no le quedaba mucho tiempo de vida.

EL COMUNICADO
Aunque el diagnóstico del músico era todavía una noticia que solo conocían los miembros más cercanos de su entorno, canciones como "These Are The Days of Our Lives" y "The Show Must Go On" eran muy abiertas respecto a la situación terminal de su intérprete.

Sería un 23 de noviembre de 1991, cuando Freddie Mercury casi completamente ciego, sedado y con pocas energías para hablar, le informó a su agente que quería enviarle un comunicado a los medios. Estas fueron las palabras exactas del músico:

"Respondiendo a las informaciones y conjeturas que sobre mí han aparecido en la prensa desde hace dos semanas, deseo confirmar que he dado positivo en las pruebas del virus y que tengo el sida. Es hora de que mis amigos y mis fans en todo el mundo conozcan la verdad, y deseo que todos se unan a mí, a mis médicos y a todos los que padecen esta terrible enfermedad para luchar contra ella".

El comunicado de Freddie Mercury en un reporte de la prensa estadounidense. (Foto: Archivo Internet)

Freddie Mercury moriría al día siguiente de enviarse este comunicado. La prensa llevaba varios días haciendo guardia a las afueras de la casa del músico, un hecho que fue reprobado por los fans y amigos del cantante.

En abril de 1992 se realizaría en el estadio Wembley un concierto en homenaje a la memoria de Freddie Mercury. Participarían cantando sus temas artistas de la talla de Elton John, Robert Plant y David Bowie. 

Elizabeth Taylor, que tras la muerte de su colega Rock Hudson se había comprometido en la lucha contra el sida, ofreció un discurso en torno a la prevención de este virus.

"Hay 70 mil personas en este estadio esta noche. Mírense, miren cuántos son. En tan solo dos cortas semanas habrá tantos nuevos infectados como personas en este lugar. No dejen que esto les pase. Ustedes son el futuro de este mundo, los mejores y más luminosos, los que harán un mejor mañana. Protéjanse. Si tienen sexo, cada vez que tengan sexo usen un condón. Sexo heterosexual, homosexual, bisexual, usen preservativos quien quiera que sean. Y si comparten drogas, no las compartan más. Estamos también aquí para recaudar fondos para apoyar a las personas con sida y para enviarles un mensaje: que nos importan", fueron las palabras de Elizabeth Taylor.

EL DATO
, en el último lustro se ha reducido 26 % el número de muertes vinculadas al síndrome de inmunodeficiencia adquirida.

Pese a ello, el año pasado 2,1 millones de personas contrajeron el VIH a nivel global, de las que más del 90 % son trabajadores sexuales, consumidores de drogas inyectables, presos, transexuales y homosexuales y sus parejas.

El último informe de la entidad señala que los hombres homosexuales representan el 30% de los nuevos contagios del VIH en América Latina, un dato que el director de Onusida, Luiz Loures, achaca a la discriminación.

"La epidemia sigue creciendo entre hombres gays, entre la población LGBTI. Es la única epidemia del sida que crece en todo el mundo y esto demuestra claramente que tenemos el progreso biomédico en cuanto al tratamiento del sida, pero no avanzamos en cuestiones como la discriminación, que impide el acceso a servicios de prevención y a la expansión de los servicios de tratamiento", dijo.

TAGS RELACIONADOS