Módulos Temas Día

Más en Madre De Dios

Conoce el albergue infantil que visitará el papa Francisco en Madre de Dios

El Comercio conoció el albergue El Principito, en Puerto Maldonado. Ahí viven 40 niños que escaparon de la violencia y el abandono

Albergue en Madre de Dios

(Foto: Archivo El Comercio)

El padre Xavier Arbex, nacido en Suiza, fundó el albergue Principito hace 21 años para aliviar el abandono y la violencia infantil en Puerto Maldonado. El Comercio le tomó esta fotografía en el 2013. (Foto: Archivo El Comercio)

(Foto: Archivo El Comercio)

En una calle sin asfalto, cerca del río Madre de Dios, está el albergue Principito, refugio de varios niños que sobrevivieron al abandono y la violencia en Puerto Maldonado. Hoy es una mañana de setiembre y un grupo de pequeños corretea sobre el césped, otros juegan con una pelota en una cancha de fulbito. En este mismo campo, donde a veces también ponen a secar la ropa recién lavada, el papa Francisco dará un mensaje de esperanza a los jóvenes el próximo 19 de enero, cuando visite nuestro país.

“Es algo extraordinario y a la vez sencillo. El papa Francisco es una figura mundial, pero también vamos a recibirlo como a una persona [común] que nos visita. Vamos a hacerle una fiestita, le vamos a decir nuestro mensaje y él nos dará el suyo”, cuenta el padre Xavier Arbex de Morsier, quien fundó el albergue Principito. Esta casa-hogar hoy acoge a 40 niños y jóvenes que estaban en situación de riesgo. Muchos fueron víctimas de violencia física, sexual o psicológica. Algunos, incluso, provienen de campamentos de mineros ilegales.

El padre Arbex, quien nació en Suiza hace 75 años, explica que fundó el albergue hace 21 años para aliviar el abandono y la explotación infantil que abundaba –y abunda– en Puerto Maldonado. Antes de empezar su obra en Madre de Dios, Arbex había ayudado a campesinos durante la reforma agraria de la dictadura militar.

En el albergue Principito, los niños encuentran la paz y las oportunidades que faltan en las calles de Puerto Maldonado. No hay límite de edad para la permanencia en esta casa. Los cuidadores señalan que los jóvenes pueden vivir ahí hasta que puedan sostenerse por ellos mismos. “Muchos jóvenes [de la ciudad] se van a pandillas, no tienen norte. El Papa sabe hablar a los jóvenes y esperamos que quizá algunos dejen la marginación e ingresen a una vida honesta y generosa”, explica el padre Arbex.

—Golpeados por la violencia—
Las cifras oficiales del Gobierno no muestran un panorama optimista respecto a Madre de Dios. Esta región, por ejemplo, es la segunda con la más alta tasa de homicidios del país (22,8 muertes por cada 100 mil habitantes el año pasado, según el INEI). Y la provincia de Tambopata –cuya capital es Puerto Maldonado– registró una tasa de 29,5 (la más alta del país entre las provincias peruanas). Ambas cifras triplican la tasa de homicidios promedio nacional, que es de 7,7 muertes por 100 mil habitantes.

La violencia criminal también tiene un correlato en la hostilidad que sufren las familias de Madre de Dios. Según el Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables (MIMP), en esta región se registraron 477 casos de violencia familiar en lo que va del año. Asimismo, 164 menores fueron víctimas de violencia psicológica, física y sexual en el mismo período.

Tanto el padre Arbex como los residentes del albergue Principito esperan contarle al papa Francisco sobre la dura realidad de Madre de Dios. “Es muy importante que se hable sobre la minería. Está afectando mucho al medio ambiente. Hay matanzas, esclavitud de mujeres y de menores. Me parece perfecto que el Papa venga y podamos hablar de este tema”, dice Cristabel, una joven de 19 años que vivió en el albergue Principito y que ahora se labra un futuro asistiendo a la universidad.

-La agenda del Papa en Puerto Maldonado-
Según informó el Vicariato de Madre de Dios, hay ocho comisiones que coordinan diferentes asuntos para la llegada del papa Francisco, quien arribará a Puerto Maldonado aproximadamente al mediodía del 19 de enero.

La actividad central de la visita será un encuentro con los pueblos indígenas que están dentro de la jurisdicción del vicariato, que comprende a las regiones de Madre de Dios, Ucayali y Cusco. Esta cita será en el coliseo de Madre de Dios, donde irán 2.500 nativos.

Después, Francisco ofrecerá una liturgia en la explanada del Instituto Estatal Tecnológico Jorge Basadre, donde hay una capacidad para 120 mil personas.

Tanto en el coliseo como en el instituto, el Gobierno Regional de Madre de Dios –presidido por Luis Otsuka– realizará adecuaciones y arreglos, mientras que la Municipalidad de Tambopata se encargará de arreglar veredas y pistas. Tras esto, Francisco irá al albergue Principito. Se calcula que cerca de las 5 p.m. el Papa deje la ciudad de Puerto Maldonado.

La Dircetur de Madre de Dios ya ha iniciado una campaña a fin de que los vecinos de Puerto Maldonado alquilen espacios en sus casas para los visitantes que lleguen a escuchar al papa Francisco. Se calcula que asistirán medio millón de personas provenientes del sur del país, así como de Brasil y Bolivia.

Tags Relacionados:

Madre de Dios

Papa Francisco

Leer comentarios ()

Hoy en portada

Subir
Fotogalerías