Carlos Fernández

colaborador de El Comercio

Dcarlosfb@gmail.com

Al menos 300 árboles de un bosque de eucaliptos ubicado en el sector Apacheta, en el distrito de Unicachi, en provincia de Yunguyo (Puno), fueron talados ilegalmente para comercializar su madera como leña en el vecino país de Bolivia.

El hecho fue denunciado ayer ante la Fiscalía Especializada en Delitos contra el Medio Ambiente de la región Puno y hoy fue comprobada por el fiscal Óscar Jiménez Chura quien realizó una diligencia en la zona. En el lugar halló los trozos de troncos de los eucaliptos diseminados en el área. No obstante, el hecho habría ocurrido hace díez días. 

El representante del Ministerio Público actuó junto a representantes del Servicio Nacional Forestal y Fauna Silvestre (Serfor). 

El autor del delito fue identificado como David Coarita Avendaño, quien asumió su responsabilidad ante el fiscal Jiménez Chura. Por el delito podría enfrentar una pena entre 3 a 6 años de cárcel. 

El representante del Ministerio Público de Puno, dijo que, al no haberse hallado en flagrancia al autor del delito, no pudo ordenar la detención inmediata. En cambio, se solicitará una orden de prisión preventiva ante el Juzgado Penal correspondiente.

La zona está ubicada a una altura de 3.973 metros sobre el nivel del mar y la tala de esos árboles podría implicar a futuro en erosiones en el suelo, lo cual no favorece cuando se presentan fuertes lluvias.

TAGS RELACIONADOS