Módulos Temas Día

Más en Política

Molinelli: “Vamos a dar una gran batalla contra la anemia”

La ministra señala que la meta del Gobierno es hacer que el alivio de la pobreza sea sostenible en el tiempo y que para ello se requiere articular políticas

MIDIS

Fiorella Molinelli reemplazó a Cayetana Aljovín en el Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social el 27 de julio de este año. (Foto: Alonso Chero/ Video: El Comercio)

En esta entrevista la titular del Midis, Fiorella Molinelli, habla sobre las metas para reducir la pobreza y la anemia infantil y los resultados de algunos programas sociales.

—El Gobierno tiene la meta de reducir la pobreza a 15% para el 2021 y nada menos que erradicar la pobreza extrema, que ahora está en 3,8%. ¿Cómo lo van a hacer?
En los países que han tenido niveles significativos de pobreza, las transferencias condicionadas monetarias han ayudado a reducirla sustancialmente…

—Pero eso en el caso del Perú no funciona porque Juntos no está reduciendo la pobreza.
Sí, se ha reducido la pobreza y los resultados están. Las transferencias condicionadas tienen dos efectos, una de corto plazo que es eliminar la pobreza extrema. O sea, un alivio temporal de la pobreza. Y en el largo plazo, evitar la transferencia intergeneracional de la pobreza. Es decir, que la nueva generación ya no sea pobre.

—De acuerdo, pero en la última evaluación de impacto de Juntos, se concluye lo siguiente: “El programa no muestra un impacto en los indicadores de tasas de pobreza y tasas de pobreza extrema. Tampoco en los indicadores de salud prenatal, específicamente, en parte institucional, incremento de la talla al nacer y el peso al nacer o reducción del bajo peso al nacer y, para los indicadores de salud en niños, no hay evidencia que se haya incrementado el cumplimiento del esquema de vacunación mínima exigida por el Minsa”. Es decir, ¡Juntos no sirve para nada!
No, no, ha habido efectos positivos que también están en la evaluación de impacto. Se incrementa por ejemplo la asistencia a escuelas en 6%, hay un cumplimiento de controles de salud relacionados al crecimiento y desarrollo de los niños y niñas en 21%; es decir, se pasa de 20% a 41%. Hay un incremento en prácticas de lactancia materna de 74% a 84,3%, y también ha mejorado el gasto de consumo de alimentos de las familias en 9% y el gasto básico en 7%. Y se ha reducido la brecha de la pobreza extrema en 12,6%. Entonces, sí se muestran efectos positivos, pero los programas de transferencias condicionadas no pueden ser la solución definitiva a la pobreza.

—De acuerdo, pero eso sin embargo no repercute en los resultados finales, en la reducción de la pobreza y la pobreza extrema como tales y en la desnutrición, que es lo que importa…
La pobreza se ha ido reduciendo como consecuencia del crecimiento económico y también de la ayuda de estas transferencias. Lo que pasa es que conforme te va quedando el núcleo más duro de la pobreza, ya las políticas solas, aisladas, no van a ayudar. Entonces, allí sí yo te doy la razón en el sentido de que necesitamos articular tres temas fundamentales: la política social con la política de generación de capacidades y oportunidades y el cierre de brechas de infraestructura. La idea es hacer que el alivio de la pobreza sea sostenible en el tiempo…

—Según esto, Juntos no está ayudando ni de manera permanente ni temporal…
Ha ayudado, pero es cierto que se requiere lo otro. Por ejemplo, en el Vraem tenemos centros poblados, donde el cultivo de la piña es maravilloso; sin embargo, sin carretera no pueden llegar a los mercados.

—En la sierra sí se avanzó mucho en carreteras y caminos vecinales desde los 90, entonces allí la idea debería ser transformar gradualmente Juntos en un programa productivo, dar tecnologías en lugar de dinero…
Haku Wiñay busca justamente innovar de manera complementaria a Juntos, y la población de Juntos es parte de la población beneficiaria del programa Haku Wiñay para encontrar justamente esas complementariedades. Las familias de Haku Wiñay han tenido un incremento de 14% en los ingresos el último año y nuestro presupuesto también se ha incrementado pasando de casi 100 millones a casi 300 millones.

—Dice que es complementario, pero en realidad debería de sustituir a Juntos…
La evidencia internacional no te sugiere eso.

—Pero si yo mejoro mis ingresos porque mejoro mi productividad, ¿para qué necesito recibir dinero, que además es indigno?
Es que la intervención de Haku Wiñay dura tres años en cada familia. Durante ese tiempo las familias necesitan comer, necesitan atender sus necesidades de salud, educación; y se ha logrado incrementar sus ingresos en 14% pero nada nos asegura que esos ingresos sean sostenibles en el tiempo…

—Es que un incremento en los ingresos de 14% es muy poco. Sierra Productiva te dobla los ingresos cuando menos en uno o dos años. Haku Wiñay se ha convertido en un híbrido, ha perdido eficacia.
Cada vez más comunidades nos demandan Haku Wiñay y yo creo que es exitoso, pero hay varios programas que se aplican desde el ámbito privado como Sierra Productiva y otros. Queremos recoger las experiencias más exitosas para poder repetirlas.

—¿Cuántas familias hasta ahora han sido beneficiadas con Haku Wiñay?
Ciento cuarenta mil familias.

—Bueno, otro tema: el Gobierno se propone bajar la anemia de 43,6% a 19% el 2021 ¿Cómo lo van a hacer?
Y reducir la desnutrición crónica de 13,8% a 6,4%. Vamos a dar una gran batalla contra la anemia. Justamente Haku Wiñay ayuda en aumentar el consumo de proteínas animales mediante tecnologías para la crianza de animales menores, cuyes, gallinas, etc. Entre seis meses y treinta y seis meses de edad, los niños desarrollan el 80% de su cerebro y toda su red y conexiones neuronales. Este es un tema de articulación intersectorial e intergubernamental. Nos hemos reunido con la mayoría de los sectores para ver cómo cada uno puede aportar para la estrategia de la anemia. Estamos creando un observatorio donde vamos a poner la tendencia de la anemia en los menores de tres años diferenciada por regiones. Luego hemos firmado con los gobiernos regionales los pactos contra la desnutrición y la anemia. Hemos logrado consensuar con ellos indicadores de gestión alineando su cumplimiento a un premio monetario dado por el Fondo de Estímulo al Desempeño del MEF. Y en el nivel local estamos trabajando con el sello municipal, que es un reconocimiento no monetario que lo recibe el que cumple también una serie de indicadores. Hemos logrado que 200 de 600 municipios se hayan alineado a nuestra estrategia. Hemos identificado los 387 distritos más pobres y cómo se vienen cerrando brechas en infraestructura, en saneamiento, agua, escuelas, electrificación y conectividad, telecomunicaciones.

—¿Cuántos niños tienen anemia?
Aproximadamente 700 mil niños, más de 160 mil en Lima. Hemos sacado Cocina con Causa, que es un programa que se transmite a través de la TV Nacional donde enseñamos a cocinar a partir de las distintas realidades y los recursos locales de la zona. Chefs peruanos de cuarta generación han ido, han convivido un tiempo en la zona y han identificado productos locales para enseñarles cómo comer sano a pesar de los pocos recursos y a identificar sus recursos más ricos y nutritivos para aprender a combatir la anemia. También tenemos un fondo concursal de innovación que ahora está buscando alimentos ricos en hierro. Ya tenemos el arroz fortificado, las chispitas de sangrecita… En un concurso anterior la Universidad Cayetano Heredia ganó con un proyecto de celulares que miden la esfera ocular y la retina para detectar la anemia. En la Hackaton en Arequipa hemos tenido 22 propuestas tecnológicas que nos ayudan a combatir la anemia.

—El éxito en la lucha contra la anemia depende mucho de las madres de familia, que ellas den a sus hijos los alimentos adecuados y que administren estos micronutrientes que se deben repartir. ¿Cómo hacer que las madres de familia lo hagan puntualmente?
Lo que se ha puesto como condicionalidad para inscribirse en el programa Cuna Más es: tienes que traer a tu niño tamizado, o sea, tienes que traer tu ficha CRED con el tamizaje de tu niño para saber cómo está ingresando al programa ¿no? Eso qué ha permitido: tener un seguimiento mucho más fino del niño.

—Ya, pero seguimos hablando de menos de 60 mil y hay 700 mil con anemia.
Estamos trabajando con el ministro de Salud y tenemos que trabajar con redes, no solamente de Salud, sino de Educación. Y tenemos que tener una estrategia que permita masificar el tema preventivo. Las chispitas no te curan de la anemia, las chispitas lo que te ayudan es a mantenerte sin anemia. Equivalen a dos cucharaditas de sangrecita al día.

—Y ¿qué es lo que te cura entonces?
Las gotas en edad entre 0 y 6 meses son las gotitas, de 6 a 36 meses es el jarabe de hierro que se le suministra a los niños de acuerdo al peso y talla.

—Y eso dónde se les suministra, ¿en la posta médica?
En los centros médicos, en las postas de salud. Y es muy importante que las mujeres gestantes consuman sus tabletas de hierro y ácido fólico a partir de la semana 14 de gestación porque esta es la principal forma de prevenir a tu futura generación.

—¿Qué porcentaje de niños va a las postas médicas a hacerse los controles?
Juntos hace eso. Hemos logrado incrementar de 20% a 41% la asistencia a los controles de salud. Ya Lancet ha calculado que no combatir la anemia significa castigar los ingresos de nuestras futuras generaciones en casi el 27% de nuestros ingresos.

—Sigue siendo bajo. Se necesitaría una gran campaña de comunicación, para involucrar a todos, las madres, los alcaldes, los profesores, empresas privadas…
El martes pasado en el GORE-Ejecutivo hemos tenido reuniones los ministros con las macrorregiones para poder hacer este efecto de cascada que ellos repliquen, justamente, en sus planes comunicacionales los esfuerzos que el Gobierno Central viene realizando. Esto es un trabajo en equipo. El ministro de Salud va a armar un taller con los directores regionales de Salud. Tenemos empadronados a los niños con anemia. Hay que hacerles un seguimiento y monitoreo permanente.

—¿Quién le va a hacer ese seguimiento?
Salud, es el que ha dirigido la campaña.

—Pero, ¿hay algún plan de radio, de televisión que, digamos, comunique qué es lo que hay que hacer y a quién se le puede demandar? “Madre de familia, anda a la posta para que te den micronutrientes”...
Ahorita estamos en una campaña fuerte en RPP Sin Anemia Mejor Futuro. RPP pone una parte como responsabilidad social.

—Y si no hay plata hay que pedirles a los demás medios que se sumen, que ellos pongan la propaganda…
Yo también coincido.

MÁS EN POLÍTICA...

Tags Relacionados:

Fiorella Molinelli

Leer comentarios ()

Hoy en portada

Subir
Fotogalerías