El equipo de Yape del BCP busca los 2.5 millones de usuarios antes de culminar el 2019 desde sus renovadas oficinas. (Foto: Archivo)
El equipo de Yape del BCP busca los 2.5 millones de usuarios antes de culminar el 2019 desde sus renovadas oficinas. (Foto: Archivo)
Sergio Sicheri

Faltaba el olor a tabaco para sentirme en una escena de . Era como esas oficinas grandes y lujosas de los sesentas. Adornaba el espacio un cuadro azul con reflejos lila que se perdía en una figura geométrica fucsia, del conocido pintor peruano . Él vestía dos relojes de más de cinco mil dólares en cada muñeca que lo despedían, oficialmente y ante la prensa. dejaba ese día sus funciones y su majestuosa oficina de La Molina y así se convertía en el ex presidente del Grupo Romero.

Hace diez años estábamos ahí. Conversando y despidiendo al emblemático piurano formado en Pomona College y en Standford. Su respetada carrera, sumada a un ímpetu innato lo llevó, además de un fuerte crecimiento y consolidación corporativa, a sentar las bases de una transformación cultural drástica que necesitaba y ya se hablaba en aquella época. De lo que le tocaría al banco y los demás negocios del grupo en los siguientes años.

Esta semana volví, desde aquella vez, a esa gran sede del BCP y después de diez años. Fui testigo de una importante transformación que le ha tocado desarrollar a , el hijo. Hoy se respira una nueva cultura que no tiene nada que envidiarle a multinacionales como o . Aquellas que vienen golpeando el mercado publicitario y el de los medios tradicionales… pero no al . Y este tampoco es el caso del Grupo Romero. La diferencia no solo recae en la gran capacidad económica (tema no menor), para haber creado una nueva cultura de trabajo. Es claro que ellos trazaron un plan a largo plazo que cumplieron o deben venir desempeñando a cabalidad. Considero que todas las empresas de nuestro país necesitan tener un norte claro y difundido a la interna para así enfocar la estrategia y los distintos planes de cada área.

EL CASO YAPE: REFLEJO DE INNOVACIÓN

Para el gerente de Yape del BCP —esta aplicación gratuita del banco que permite enviar y recibir dinero desde tu celular de manera sencilla—, Rufino Arribas, “el éxito se basa en la resiliencia y diversión”. Contó que, para conseguir el primer millón de usuarios (que alcanzaron hace poco), “hemos tenido que probar infinitas veces y no hay una receta fija”. Mientras lo escucho, ratifico que así funciona una y Arribas es consciente de ello. Se nota que vive obsesionado en buscar una experiencia WOW con Yape y trata de demostrármelo a toda costa.

Mientras conversamos en una de las tantas mesitas con sombrillas, contiguas a su espacio de trabajo, en una zona al aire libre y con muchas áreas verdes, me invita a tomar algo en una tienda de conveniencia, también instalada en dicha área. Parece un establecimiento modelo del BCP o como Arribas sueña que sean la mayoría de los comercios del país. “¿Paga con Yape señor?”, pregunta la señorita que nos atiende, mientras el gerente se enorgullece de su producto y me muestra cómo funciona el servicio de pago vía código QR de Yape. Ese que buscan masificar. La meta que les han puesto hasta fin de año… sí, para los siguientes seis meses, no es nada sencilla. Deben conseguir los dos millones y medio de ‘yaperos’ para este 2019. Le restan un millón y medio hasta fin de año.

Creo que lo más importante está, en realidad, en enfocarse en los usuarios activos que actualmente bordean los 310 mil al mes. Pero por ahora parecen más preocupados en la masificación y la receta del éxito ya la tienen. Lo que deben de hacer es replicar a gran escala el ecosistema de consumo que han creado en dicha sede de La Molina. Tras la entrevista me hicieron un recorrido en el que pude apreciar que ya no existen, o al menos no pude divisar, aquellas oficinas majestuosas de gerencia como en la que se despidió Dionisio Romero Seminario, padre, en 2009. Han cambiado los cuadros fotográficos enmarcados en pan de oro, por casilleros coloridos (en espacios abiertos), algunos juegos mecánicos personales o ‘pinballs’, e incluso un área con un salón de descanso (sí, para dormir), lavandería, tiendas y gimnasio para los colaboradores.

Ahí está el mundo ideal Yape. Y el de sus trabajadores. Lo han incubado. Todos sus servicios se pueden pagar con este aplicativo. No creo que haya sido sin darse cuenta, pero han insertado a uno de sus productos digitales bandera (entre ‘Arturito’, la compra de la pasarela de pagos Culqi, entre otros) en su nueva cultura de trabajo. Esa que se respira, se siente y se nota que ha favorecido a la corporación. Claro, con mayor intensidad a los de la sede principal. Es más, tengo varios amigos que dejaron de trabajar en el BCP y que coinciden en que dejaron de usar Yape porque solo lo usaban en La Molina. Cuidado y atentos a la oportunidad. Hay que salir de la burbuja y escalar rápido.

CALIBRA DE FACEBOOK NO LOS AMILANA

Si estuviera en los pantalones de Rufino Arribas tendría miedo. Mucho. Es bueno que él no lo demuestre, al menos. Ojo, no me refiero a este año. Este ya está jugado y él tiene la receta en la incubadora. Hablo de cara al 2020. Como se sabe, hace unos días el gigante social, el ‘buen amigo azul’ (para algunos), Facebook… comunicó la creación de su propio sistema financiero con , su nueva criptomoneda alimentada por una nueva avalada por Visa, MasterCard, entre otros 26 miembros más que apoyan su nacimiento y que ha sido la que se robó todos los flashes de la noticia.

En realidad, sí debería de preocuparle a todo el sistema financiero y bancario en general. “Lo bueno es que Yape le lleva dos años de ventaja a sus jugadores locales. Para mí la competencia es el cash”, me dice Arribas. Desde acá, le recomiendo que no se olvide de la frase que él mismo sentencia: “todo es mejorable siempre”. Pero esto también lo puede catapultar a él y su competencia local. Y los liderados por Mark Zuckerberg siempre la han tenido clara en cuanto a adaptar y mejorar. Sobre todo son los reyes del testeo escalable a corto plazo. Ellos conocen la receta, pero mundial. Y así hacen estallar todo lo que tocan, sus productos. Logran que todo el mundo los use, disfrute y dependan de ellos. Además, yo creo que la gran noticia no es Libra, sino . Su nueva subsidiaria financiera independiente, así como su nuevo monedero digital.

Y como los diez años persiguen a esta columna y casi una década después del nacimiento del , Facebook pondrá en uso desde el próximo año a Libra y Calibra. Abracadabra que le permitirá realizar transacciones financieras en línea a miles de millones de usuarios desde su red social. Se desprende que también lo hará a través de sus demás activos.

¿Se imaginan estar chateando por Facebook Messenger, o inbox de Instagram, desde cualquier parte del mundo y estar trasladando su dinero a través de estas plataformas? Actualmente ya lo hacemos. Muchos tenemos vinculadas nuestras cuentas o tarjetas a , Spotify y más plataformas o servicios digitales. ¿Por qué no lo haríamos con los especialistas del ‘me gusta’?

BONUS TRACK

Para los amantes de la lectura sobre temas digitales… estamos sorteando el nuevo libro del reconocido futurista , “The Algorithmic Leader” (2019) en . Todos aquellos interesados en la reconversión del liderazgo de las empresas, en los algoritmos y en la inteligencia artificial podrán disfrutarlo.

Sergio Sicheri se desempeña como Jefe del Núcleo de Audiencias del Grupo El Comercio, es gerente general de (asesoría en imagen de marca y soluciones digitales). Cuenta con una maestría en Dirección de Marketing y Gestión Comercial en el EOI de España y la escuela de postgrado de la UPC. Ha dictado cursos de marketing digital en la universidad Mayor de Chile, la universidad Científica del Sur y en ISIL.