Módulos Temas Día
Módulos Tomas de Canal

Canchita, la marca peruana de zapatos que empezó con cero de capital | FOTOS Y VIDEO

Mariana Edery creó su propia marca de zapatos con cero presupuesto y ahora fabrica para 30 marcas en el Perú y el extranjero. Conoce la historia de Canchita.

Por: Marjhori Oyola

Sí, es posible iniciar un negocio con cero capital. A Mariana Edery empresaria con más de 10 año de experiencia, solo le bastó de creatividad, empeño y una laptop para poder hacer sus diseños. Estos fueron los ingredientes para crear “Canchita” su marca de zapatos. Esta tiene acabados con muchos detalles, diseños coloridos y encendidos que a simple vista se pueden reconocer, pero el sello de su marca es sobre todo la comodidad. Mariana a los 23 años, decidió hacer una presentación en Power Point (PPT) con un modelo y variados colores para enviar por mail a sus amigas más cercanas, pasaron pocos minutos para que el mail se hiciera masivo. Después de tanto tiempo, su marca llegó a varios países como Holanda, Bolivia, España, Italia, Brasil, Dubái, entre otros.

Mariana a lo largo de su juventud estudió fotografía, administración, arquitectura de interiores y fue auditora en una corporación pero cuando terminó su contrato decidió abrir su propia empresa. Ella supo desde el inicio que encontrar la fórmula perfecta iba a ser todo un reto. Aún recuerda el primer día que promociono sus zapatos: “Ya tenía en mi bandeja más de 100 correos y solo envié el clásico taco de punta redonda con plataforma que en esa época no había y si había los vendían en Estados Unidos y eran sintéticos. Entonces puse 6 colores: azul, marrón, rojo, rosado, negro y amarillo”, comenta Mariana. El PPT que armó fue muy básico pero las chicas le respondieron de inmediato indicando sus tallas y preguntando por la cuenta donde harían el depósito.

El departamento de Mariana pasó de ser un lugar silencioso a decorarse con sonidos de música de cuna, Miliano su primer hijo, ve cómo su mamá comenta que el gusto por los zapatos lo tuvo gracias a su abuela: “Esa pasión la tengo gracias a mi mamama. Esa mujer tenía más zapatos que cualquiera, de todos los colores y formas. Era regia y fabulosa, amaba sus zapatos y por ahí me entró el gustito”, comenta nostálgica por la muerte de su abuela. Cuando Mariana trabajaba de practicante gastaba casi todo su sueldo en un par de zapatos de marca, pero estos eran de mala calidad, de plástico, la hacían resbalar, eran incómodos y lo peor es que el costo era muy alto. Cansada de no encontrar lo que ella buscaba se mandó a hacer sus propios zapatos.

Canchita, la marca que inicio con cero de capital

(Video: El Comercio)

EL INICIO DE CANCHITA

Hace aproximadamente 10 años aún no existían las aplicaciones de ubicación que te facilitaban las cosas para llegar a un lugar rápidamente; lo que se hacía era preguntar a las personas por las direcciones exactas de las calles y así guiarte y no perderte en el intento. Mariana, con un mapa en mano, y preguntando en las calles llegó a Villa El Salvador. “En esa época ese distrito no era pavimentado, era zona roja y como nadie me acompañaba decidí ir sola. Preguntaba: ¿Por aquí hacen zapatos? hasta llegar a la dirección. Yo ya sabía que es lo que quería, iba de tienda en tienda a preguntar por la suela y los materiales. Caminaba y caminaba hasta que llegué con el taller que hacía lo que yo les pedía”, comenta.

En ese mismo taller Mariana se ganó la confianza de los trabajadores. Les llevaba sandwiches, gaseosas porque no podían conversar. “Si agarraban el teléfono los colgaban, si hablaban entre ellos igual. Yo paraba ahí y les preguntaba un montón, como ¿Por qué utilizaste esta goma o por qué la otra? Mariana pasaba gran parte del día en un taller desde las 8 de la mañana hasta las 8 de la noche y así fue aprendiendo. Canchita inicio con cero de dinero, lo que hacía era trabajar con el capital de la clienta, cuando recibía el dinero de inmediato lo mandaba a fabricar y en la contra entrega le pagaban la diferencia.

Así fue que empezó a crecer: “Primero tercearizaba todo el zapato, luego uno de los trabajadores me ofreció un pequeño terreno en su casa y ahí se juntaban todos. Una vez que empecé a crecer me mude a Chorrillos, luego a Villa pero ya con una fábrica mediana y con muchas más máquinas que me quedó grande para mi marca. Entonces, se me ocurrió la idea de producir para otras marcas”. A lo largo de los años Mariana ha trabajado para 60 marcas de zapatos y actualmente fabrica para unas 30 marcas tanto nacional como internacionalmente. “Lo más loco que recuerdo es que envié mis zapatos a una blogger que vivía en Dubái, me pidió unas balerinas rojas con los colores característicos del Perú”, comenta muy alegre.

Mariana a sus 23 años, gracias a que el correo electrónico se hiciera masivo, pudo tener su marca de calzados con cero capital y lo mejor fue que el primer día tuvo más de 100 pedidos. Ahora a sus 35 años, gracias a las redes sociales, tiene más de 52 mil seguidores en Facebook  y en Instagram más de 23 mil donde todo lo que ofrece de inmediato se compra. Ella es mamá primeriza, empresaria, emprendedora y recomienda que se puede ser exitoso haciendo lo siguiente: “A las personas en general que quieran abrir su empresa, no se deben enfocar en el dinero, mientras hagas algo que verdaderamente te apasione y te guste, el dinero viene solo. Hay que ser constante y perseverante, tener buena actitud y estar rodeado de personas que tenga tu misma visión”.

Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos

Mantente siempre informado y disfruta de cientos de beneficios exclusivos del CLUB EL COMERCIO

¡SÉ PARTE DEL CLUB EL COMERCIO!

SUSCRÍBETE AQUÍ
Ir a portada