El ruido blanco ayuda a que el bebé pueda descansar mejor, pero es recomendable utilizarlo solo cuando sea necesario.
El ruido blanco ayuda a que el bebé pueda descansar mejor, pero es recomendable utilizarlo solo cuando sea necesario.
Redacción EC

En los últimos años se ha puesto de moda emplear el ruido blanco para dormir. De hecho, si colocas en el navegador la frase “ruido blanco”, podrás encontrar una larga lista de reproducción sobre ello.

Aunque algunas personas son escépticas, lo cierto es que el ruido blanco ayuda a muchas personas a conciliar el sueño más rápido debido a que enmascara los sonidos externos.

Hoy en día, también existe una lista de reproducciones de ruido blanco para bebés. Te contamos de qué se trata y en qué momento debes usarlo.

¿Qué es el ruido blanco?

El ruido blanco es un tipo de vibración sonora constante que elimina los demás sonidos que están alrededor. Por ejemplo, el sonido de un electrodoméstico, ya sea de una lavadora o de un ventilador, pueden generar un ruido blanco, ya que “son constantes, uniformes y las frecuencias son de una misma potencia”, señala la psicóloga Marisol Azcona.

¿Qué dice la ciencia?

Un estudio publicado en 2005 confirma que el ruido blanco aumenta la calidad de sueño. En él, se detalla que los pacientes hospitalizados en UCI dormían mejor al estar bajo esos sonidos.

Además, otra investigación de 2020 señala que las personas que vivían en lugares ruidosos en Nueva York descansaban mejor gracias al ruido blanco.

Entonces, ¿es eficaz en los bebés?

Sí, el hospital Queen Charlotte de Londres elaboró una investigación en la que se usó el ruido blanco para calmar a los bebés y niños de de dos a siete años. El 80% se quedó dormido a los cinco minutos mientras que el otro grupo, que no había estado expuesto al sonido, solo alcanzó el 25%.

Los expertos señalan que utilizar el ruido blanco en los bebés es una opción cuando el niño está alterado. Sin embargo, no se debe emplear constantemente ya que podría generar dependencia.

¿En qué casos podría utilizarlo?

La psicóloga Azcona brinda algunos consejos que los padres o el cuidador debe tener en cuenta al momento de colocar el ruido blanco a sus hijos:

  • Debido a que el ruido blanco ayuda para enmascarar los sonidos que existen alrededor, se puede utilizar cuando aparezca un ruido constante que despierta al bebé como por ejemplo, los ronquidos, el ladrido de un perro o la bulla de los vecinos. De esta manera, tu bebé dormirá más tranquilo.
  • El ruido blanco es muy parecido al sonido que hay en el vientre materno. Si tu bebé aún tiene meses de nacido, podrías colocarle el ruido blanco para que pueda dormir mejor.
  • A diferencia de la música, el ruido blanco mantiene una frecuencia constante por lo que ayudará a que tu bebé no se distraiga con el sonido.