Redacción EC

 

En menos de una semana dos locales de Domino's Pizza, ubicados en Pueblo Libre y La Molina, fueron cerrados luego de que los trabajadores impidieran una inspección sanitaria por parte de Digesa. A estos podría sumarse el de la cuadra 35 de la avenida Canadá, en San Luis, en cuyas instalaciones los inspectores hallaron cucarachas muertas y excrementos de roedores.

Ante las denuncias de clientes y ex trabajadores sobre la presencia de insectos en los establecimientos de Domino's Pizza, personal de Digesa visitó diferentes locales y verificó las pésimas condiciones de salubridad en el local de Canadá.

"Hemos encontrado excretas de roedores en el almacén, debajo de las cajas de los insumos y cucarachas muertas en la cocina. Al parecer el ambiente había sido fumigado", indicó el biólogo José Miguel García.

El personal de Digesa también comprobó las malas prácticas de higiene de los trabajadores: "las personas que manipulan los productos tienen las uñas largas y con restos de alimentos, otro problema es el vestuario sucio".

Tras la inspección, se dispuso suspender la producción y el comercio de pizzas en el referido local. No obstante, su clausura es competencia de Municipalidad de San Luis.