Pierina Chicoma Castro

La noche del 1 de abril del año pasado, 16 personas permanecían estratégicamente ubicadas alrededor del aeropuerto internacional Jorge Chávez del Callao. Todos tenían una misión y la mayoría llevaba armas de fuego, portaba granadas. Esperaban el arribo de su objetivo: .

El Comercio tuvo acceso a la investigación que el Ministerio Público (MP) realiza. Las personas que participaron en el atentado a la camioneta Porsche ya fueron identificados.

Aquella noche, 14 de los sujetos que aguardaban en inmediaciones del terminal aéreo esperaban la llamada de ‘Antony’ y ‘Lucero’, una pareja que durante horas esperó la llegada de Gerald Oropeza dentro del aeropuerto. Tras la alerta, los sicarios siguieron el vehículo conducido por Oropeza López y el ataque se produjo en la Av. Insurgentes de San Miguel.

La orden de ejecución la habría dado Akira Cumpa Carreño, de 34 años, reo en el penal de Ica. Según la policía, recibía indicaciones de Gerson Gálvez, ‘Caracol’, presunto rival de Gerald Oropeza.

“Si [Gerald Oropeza] es o no narcotraficante, se determinará en su oportunidad. Las investigaciones continúan. Se ha pedido información valiosa a las autoridades ecuatorianas e italianas que van a aportar mucho”, indicaron fuentes de la fiscalía.  

En la fiscalía dicen que existen elementos firmes para creer que Gerald Oropeza estuvo involucrado en el delito de tráfico ilícito de droga. “Prueba de ello es que se logró obtener la prisión preventiva [de Oropeza] porque, preliminarmente, se pudo determinar que estábamos frente a una organización dedicada al narcotráfico con vínculos en otros países”, explicaron.

Obviamente, el abogado de Gerald Oropeza, Marco Riveros, aseguró que no se tienen pruebas contundentes de dicho argumento.

–‘Zazá’ lo negó todo–
A través de una resolución suprema de la Presidencia del Consejo de Ministros se autorizó el viaje a Italia de una delegación encabezada por el titular de la Cuarta Fiscalía Supraprovincial Corporativa Especializada contra la Criminalidad Organizada, Lucio Sal y Rosas.

Las autoridades peruanas interrogaron durante 90 minutos a Salvatore Zazo, ‘Zazá’, uno de los capos de la mafia de dicho país europeo que hoy cumple condena en un penal de la ciudad de Asti, al noroeste de Italia.

Él fue trasladado a la Corte de Apelaciones de la ciudad de Turín para esclarecer la supuesta relación con Gerald Oropeza.

“[Salvatore Zazo] ha negado conocer a Oropeza López y dice que no tiene ningún vínculo con el Perú”, comentó a este Diario el fiscal Lucio Sal y Rosas.

‘Zazá’, quien era uno de los 100 criminales más buscados de Italia y que purga condena desde el 2009, aseguró no tener comunicación desde la prisión donde se encuentra. Según él, solo habla con su familia. El fiscal precisó que durante la audiencia se grabó la voz de Salvatore Zazo para someterla a un peritaje y compararla con los audios donde se oye una supuesta conversación entre él y Gerald Oropeza coordinando un envío de droga.

Alicia Oropeza López, hermana del investigado por conspiración al narcotráfico pidió que lo investiguen en libertad. “A la fecha, no hay pruebas de que es un narcotraficante. En la audiencia a Salvatore, él ya negó que conozca a mi hermano. Yo espero que el fiscal se pronuncie pronto”, dijo.

También defendió a Carlos Sulca, quien el último martes fue detenido en su casa de San Juan de Lurigancho y actualmente permanece en el mismo penal que su amigo Gerald Oropeza: Ancón I. “Al muchacho, a quien conocemos desde pequeño, lo han acusado por delito de lavado de activos y él no tiene bienes. Es una persona muy humilde como su familia”, dijo Alicia.

TAGS RELACIONADOS