Con el paso de los años los usuarios se han acostumbrado a utilizar las versiones de Android desarrolladas por Google. Sin embargo, existe una versión de Android básica y de código abierto que puede ser usado por cualquier empresa. (Foto: Reuters)
Con el paso de los años los usuarios se han acostumbrado a utilizar las versiones de Android desarrolladas por Google. Sin embargo, existe una versión de Android básica y de código abierto que puede ser usado por cualquier empresa. (Foto: Reuters)

Hace unos días Huawei realizó en Alemania el lanzamiento de su línea de smartphones de más alta gama: el Mate 30 y el Mate 30 Pro, con impresionantes especificaciones técnicas. Sin embargo, el veto impuesto por EE.UU. contra esta empresa china ha hecho que compañías como Google dejen de hacer negocios con ella. Como consecuencia, los nuevos dispositivos de Huawei usarán un sistema operativo basado en el código abierto de y no tienen accesos a las aplicaciones de Google. ¿Eso es Android o no? ¿Podrán usar aplicaciones o no? Esas y otras dudas son resueltas a continuación.

—SIN APLICACIONES—

es un sistema operativo para dispositivos móviles basado en Linux, que es un núcleo libre, gratuito y multiplataforma. A partir de este nació el Android Open Source Project (AOSP), de código abierto, que busca mantener el control de las diferentes adaptaciones que se hagan de este sistema operativo. Sobre esta versión de Android base es que los fabricantes desarrollan sus capas de personalización.

Armando Picón es un desarrollador de Android peruano que hoy se encuentra trabajando en Chile. (Captura de Internet)
Armando Picón es un desarrollador de Android peruano que hoy se encuentra trabajando en Chile. (Captura de Internet)

“En la situación entre Google y Huawei, las restricciones tienen que ver con las bibliotecas y servicios que provee la empresa estadounidense y que se montan sobre el sistema operativo (SO). El núcleo, el sistema operativo que se usa de forma independiente es el que pertenece a AOSP, y sobre este se monta el resto de servicios”, explica a El Comercio Armando Picón, desarrollador de Android peruano radicado en Chile.

“Lo que se suele encontrar es una versión de integrada a los servicios de Google. Las apps que usamos vienen como parte de un paquete que se entrega por defecto en la versión de Android hecha por Google (Android by Google), pero que no son parte del sistema operativo. Es algo que Google pone encima del SO y a lo que nos hemos acostumbrado. Lo mismo sucede con los servicios relacionados a su tienda de aplicaciones, Play Store”, agrega. Entonces, un dispositivo sí puede tener un SO basado en Android, sin tener las aplicaciones de Google.

—VINCULO IMPORTANTE—

¿Puede funcionar una versión de Android sin los servicios y aplicaciones de Google? Claro que sí. En China, donde los servicios de Google y Facebook están prohibidos, la gran mayoría de smartphones que usan Android emplean sus propias aplicaciones y tiendas a través de donde descargarlas. Eso es algo que conocen tanto Huawei como otros fabricantes chinos. El reto estará en convencer a los usuarios de abandonar aplicaciones con las que están bien compenetrados.

Google Play Services se encarga de hacer la gestión entre y las apps de Google. Los desarrolladores usamos estos servicios para obtener actualizaciones sobre la ubicación, acceso a diferentes recursos y otros datos que están a disposición. Aquí lo complicado es saber si es que los desarrolladores querrán casarse con un SO nuevo. ¿Cuántas apps que hoy en día conocemos están íntimamente ligadas a los servicios de Google? Eso podría dificultar mucho el camino de adaptación”, opina Picón.

Así es como lucía el sistema operativo Android en el 2010, cuando hizo su debut en un dispositivo Nexus One.  (Foto: Reuters)
Así es como lucía el sistema operativo Android en el 2010, cuando hizo su debut en un dispositivo Nexus One. (Foto: Reuters)

—SIN ACTUALIZACIONES—

¿Tener un sistema operativo Android base priva al usuario de actualizaciones? “Existen parches de seguridad que se usan sobre el sistema operativo base y estos corren por cuenta del fabricante. En los equipos de alta gama esto sucede unas cuatro veces al año. También existen las actualizaciones, sobre los servicios o sobre el mismo SO que vienen por parte de Google. Esto hace que un equipo pase de tener Android 7 a la versión 8. Estas últimas actualizaciones son las que se perderán. Las primeras [los parches] se mantienen”, explica el experto.

Lo que va a suceder con los equipos de Huawei es lo siguiente: aquellos dispositivos anteriores del Mate 30, que venían con y los servicios completos de Google, continuarán funcionando sin problemas. Recibirán actualizaciones de seguridad, pero lo más probable es que no puedan actualizarse a versiones superiores del Android del gigante de Internet.

Futuro incierto

  • Durante la presentación de sus más recientes equipos, Huawei no mencionó una fecha exacta para el inicio de la venta.
  • Ellos esperan solucionar su problema con EE.UU. antes de que termine este año.

TAGS RELACIONADOS