“Es una ciudad para disfrutarla caminando, sorprende cada paso”
“Es una ciudad para disfrutarla caminando, sorprende cada paso”

Gante está a 30 minutos en tren de Bruselas. Sorprende por su arquitectura medieval, representada por el Castillo de los Condes de Flandes y el Campanario de Gante. El primero fue una fortaleza y prisión a finales del siglo XII. El segundo es un torreón que tiene un mirador desde donde se aprecia el horizonte.

Entre las actividades que más resaltan están los paseos en barcas por la red de canales que atraviesa la ciudad. Salir en búsqueda de buenas tabernas es otra opción. Hay cientos de lugares para beber cerveza. En cuanto a la comida, a mí me llamó la atención el uso que hacen de los vegetales de estación. Sugiero el restaurante hotel In de Wulf, a una hora de la ciudad. Preparan buenos platos a base de verduras, pescados y otras carnes. Si vas a esta ciudad, opta por alquilar un auto para hacer los recorridos con tranquilidad”.