Redacción EC

No es la primera vez que nos detenemos a analizar una tenida de . La princesa de Hannover, también conocida como Sassa-es sinónimo de sobriedad, sofisticación y feminidad. Por eso, se ha convertido en un 'fashion icon' al que siempre vale la pena dar una ojeada.

Esta vez nos sorprendió con el atuendo que eligió para asistir al tradicional Baile de la Rosa, organizado por la familia Grimaldi de Mónaco: un vestido celeste de escote palabra de honor, confeccionado a base de tul y con falda en corte 'A'. Un look que no solo hizo honor a su estatus de princesa, sino que mostró otro lado de Sassa: uno más romántico y menos sobrio.

La princesa lo llevó con un clutch plateado, pendientes de diamante en clave XL y una cola baja que sumó elegancia. Eso sí: optó por un maquillaje natural, uno de sus preferidos. 

En la galería que acompaña esta nota te dejamos varias imágenes de su look. ¿Qué te parece?