Un 23 de marzo de 2014, Lionel Messi se convirtió en el mayor goleador del clásico español superando a Alfredo Di Stefano en la victoria 4-3 de Barcelona ante Real Madrid en el Santiago Bernabeu
Un 23 de marzo de 2014, Lionel Messi se convirtió en el mayor goleador del clásico español superando a Alfredo Di Stefano en la victoria 4-3 de Barcelona ante Real Madrid en el Santiago Bernabeu
Ubaldo Villalobos Vidal

Escribir sobre Lionel Messi en la capital española es sinónimo de respeto, un excelente control en cada jugada, sumado a la visión para colocar excelentes pases e infinidad de habilidades. Todas estas cualidades lo colocan como uno de los mejores jugadores del mundo. Fue Barcelona quien explotó todas sus capacidades y allí consiguió el pico más alto de su carrera. Real Madrid, acérrimo rival, lo sufre desde 2007 cuando anotó su primer gol en un clásico y un 23 de marzo de 2014 superó a un ídolo como Alfredo Di Stéfano, quien era considerado el máximo goleador de este enfrentamiento tan trascendente.

No era un clásico más para Lionel Messi. Antes de jugarlo era consciente que estaba a un gol de superar a Di Stéfano como mayor goleador en la historia del Clásico ibérico. Muchos recuerdos asomaban por su mente sobre el primer cruce contra los merengues donde anotó un hat-trick en el Camp Nou. Era 10 de marzo de 2007 y un joven argentino que crecía en el deporte rey asombraba al mundo siendo la figura del empate 3-3.

Pasaron 7 años y, un 23 de marzo de 2014, el estadio Santiago Bernabéu de Madrid fue escenario de otra hazaña del ‘10’ como ya estábamos acostumbrados. Messi se convirtió en el héroe de la noche anotando su primer hat-trick en el recinto del clásico rival. El afán del título se convertía en una prioridad y los ‘culés’ eran terceros en la tabla de posiciones por debajo del Atlético de Madrid y Real Madrid.

En ese 4-3 a favor de Barcelona, la ‘Pulga’ participó de los 4 goles. En el primero asistió para que Andres Iniesta dispare contra el arco de Diego López, quien defendía la valla blanca. Sin embargo, Karim Benzena anotó un doblete para darle vuelta al marcador y tranquilizar la casa. Pero antes de finalizar la primera etapa, Messi hizo historia con un remate en el área que significó su gol 19 con el que superó a Di Stefanol, para finalmente colocarse en la cima de la selecta tabla de goleadores. El resultado parcial era 2-2 e ir al entretiempo con una marca registrada se convirtió en motivación clave para el argentino.

Ya en la segunda parte, los locales volvieron a ponerse en ventaja con un penal de Cristiano Ronaldo a los 55 minutos. Una falta de Sergio Ramos en el área a Neymar desencadenó en una expulsión que resaltaría nuevamente la figura de Lionel, quien marcó el penal decretado y puso un 3-3 que poco favorecía si mirábamos aquella tabla. Es por ello, que al minuto 84’ la estocada final llegó por parte del argentino, quien convirtió esa remontada en una noche de ensueño para el Barcelona.

Lionel Messi no solo se convirtió en el mayor goleador de la historia de los clásicos, el estadístico español Míster Chip mostró algunos datos aquella noche:

  • Messi fue el primer jugador en 51 años que lograba un hat-trick fuera de casa en el clásico (desde Puskas, el 27.01.1963).
  • Messi fue el tercer jugador que lograba dos hat-tricks en la historia del clásico, tras Lazcano (1930-1935) y Puskas (1963-1963).
  • Messi fue el primer jugador del Barcelona en lograr dos hat-tricks en toda la historia del clásico.
  • Necesitaron menos clásicos para marcar 13 goles: [15] Messi [17] Puskás [21] Cristiano [23] Di Stéfano [27] César [28] Raúl [40] Gento.

En la actualidad, Lionel Messi suma 26 goles anotados a Real Madrid en 43 partidos jugados. Un dato adicional, los merengues son el rival al que más le ha marcado como visitante ya que el argentino posee 15 goles en el Bernabéu contando 3 dobletes y 1 triplete.

El primer clásico de Lionel Messi

El pasado 1 de marzo de 2020, se disputó el primer clásico del año y Lionel Messi sumó el récord de participaciones con Barcelona. Si hablamos a nivel de ambos clubes, Sergio Ramos es quien lleva la batuta, pero en tienda ‘culé’ la supremacía recae en el argentino.

Su primer clásico se dio el 19 de noviembre de 2005 cuando solo tenía 18 años. Su actuación se vio opacada por el buen momento de Ronaldinho, quien a futuro se convertiría en uno de sus primeros socios de cara al gol. Aquel equipo dirigido por Frank Rikjard comenzaba a ganar superioridad a nivel europeo.

Fue el técnico holandés quien lo colocó de titular junto a Samuel Eto’o y Ronaldinho. EL mismo club catalán lo calificó así en sus redes sociales: “En Madrid, el joven de 18 años, también demostró a todo el mundo su atrevimiento: descolocó a Pablo García y a una defensa formada por hombres como Roberto Carlos, Iván Helguera o Sergio Ramos. En el primer gol azulgrana condujo el balón hasta los pies de Eto’o, que la recogió para entrar dentro del área y enviar el balón al fondo de la red con la puntera. También dispuso de varias ocasiones y un buen tanto de vaselina desde fuera del área fue anulado por fuera de juego. Messi abandonó el terreno de juego en el minuto 70, cediendo los últimos veinte minutos de juego a Iniesta”.

MÁS EN DT...

VÍDEO RECOMENDADO

Ovación y pifias a Lionel Messi en el Real Madrid vs. Barcelona por LaLiga Santander (01/03/2020)