Pese a las intervenciones que pueda tener el banco central, existen algunos factores ajenos a la política monetaria que puedan evitar una mayor inflación. (Foto: Alessandro Currarino / GEC)
Pese a las intervenciones que pueda tener el banco central, existen algunos factores ajenos a la política monetaria que puedan evitar una mayor inflación. (Foto: Alessandro Currarino / GEC)
Redacción EC

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

Las presiones inflacionarias externas, sumado al alza del precio de la energía a nivel mundo, han causado que el Banco Central de Reserva (BCR) no pueda dar una proyección certera sobre cuándo la tasa de inflación retorne al rango meta de entre 1% y 3%, según dijo este martes el presidente de la autoridad monetaria, Julio Velarde.

El Banco Central va a hacer todo lo posible para que la inflación regrese al rango meta dentro del horizonte de política monetaria antes de dos años”, señaló Velarde durante el Foro Económico 2021, desarrollado por AmCham Perú.

Mira: Premios LEC: Una crisis retadora para bancos y empresas, ¿qué dicen sus gerentes generales?

El presidente del BCR dio a conocer que la inflación cerraría en 4,9% para este año, mientras que en 2022 esta se ubicaría en 2,6%, aunque precisó que estos estimados podrían variar en dos semanas si persiste el alza de los recursos energéticos.

Nosotros estimábamos que el segundo semestre del próximo año retorne al rango meta, pero el petróleo sigue subiendo y hay gente que proyecta que este suba a US$ 100 a fines de año”, indicó.

Mira: La caída del PES: los cambios que traerá el fin del videojuego favorito de los peruanos

El petróleo de referencia estadounidense se ha revalorizado un 72% desde el comienzo del año y se ha disparado especialmente en las últimas semanas empujado por una cada vez mayor demanda y la escasez de la oferta. Actualmente, se ubica por encima de los US$ 80.

Pese a las intervenciones que pueda tener el banco central, existen algunos factores ajenos a la política monetaria que puedan evitar una mayor inflación, según Velarde.

Mira: La caída del PES: los cambios que traerá el fin del videojuego favorito de los peruanos

Entre estos, mencionó, se encuentra el desabastecimiento de algunos productos en mercados de Estados Unidos y Europa, la subida del precio de los fertilizantes y fenómenos climatológicos que afectan a los cultivos de otros países.

En conclusión, está afectándose la cadena de suministro en todo el mundo. No estamos metidos en esas fábricas, por eso no se está viendo en Perú con tanta fuerza (el impacto)”, apuntó.

VIDEO RECOMENDADO

¿Por qué no todos con más GNV si es más barato que el GLP? - LPD
El alza del precio del gas licuado (GLP) es una de nuestras principales preocupaciones hoy en día y nos lleva a pensar en el gas natural vehicular, un segmento olvidado en los últimos años. Si vemos las cifras de Osinergmin, el precio promedio de GLP en Lima aumentó en 59% entre enero del 2020 y agosto de este año. El gas natural vehicular, subió apenas 0,63%. ¿Por qué y cuáles son sus barreras de masificación en el transporte?

TE PUEDE INTERESAR