La dinámica ha sido aplicada en países como Colombia, México y Brasil, según Elizabeth Pinnington, Principal en Reos Partners.
La dinámica ha sido aplicada en países como Colombia, México y Brasil, según Elizabeth Pinnington, Principal en Reos Partners.
Lucero Chávez Quispe

Para idear soluciones en realidades diversas, como la peruana, se puede pensar primero en el país que se quiere tener en el largo plazo. Elizabeth Pinnington, quien llegó al país para apoyar en el , explica cómo la construcción de futuros ayuda a crear soluciones colaborativas.

► ► 

—¿Cuándo se usa la metodología de escenarios?
Se ha usado en ámbitos desde el militar hasta el empresarial. Nosotros la aplicamos en espacios sociopolíticos donde los actores saben que para hablar sobre futuros es importante mantener visiones plurales a lo largo del proceso. Entonces, nos imaginamos cuáles son los futuros factibles desde la realidad actual como punto de partida; y no los más deseables o los que todos compartimos.

—¿Cómo aplicarlo en el Perú?
Hay que pensar en todo el sistema y no solamente una parte. Muchos de los futuros posibles van a involucrar a gente muy diversa. Entonces, hablamos de una metodología altamente colaborativa, cocreativa, democrática y participativa. La metodología de escenarios nos invita a entender al otro –no a consensuar con él– y entender cuál es la historia o la lógica detrás de lo que se cree.

—¿Qué significa que sea cocreativo?
Compartir y oír cuáles son las diferentes perspectivas sobre un caso y no premiar ninguna en particular. Le llamamos [también] fase emergente.

—¿Cómo se materializa esta metodología?
Nosotros invitamos a los colaboradores a pensar en crear una “isla social” en donde no tenemos la presión ni la distracción de salir. Al estar altamente conectados, aprenden que es posible ser productivo con gente con quien nunca van a estar de acuerdo.

—¿En qué otros países se ha aplicado esta metodología?
Fuimos invitados a trabajar en Colombia post acuerdos de paz. Usamos la metodología para invitar a este grupo a sentarse junto, a hablar entre sí e imaginar cuáles podrían ser los futuros factibles.

—¿El modelo solo se centra en plantear escenarios mas no en crear planes de trabajo?
La metodología no está diseñada para crear un plan. Los escenarios pueden ser herramientas para pensar en qué futuros no deseamos. En algunos casos, lo han usado como foco amarillo o rojo para decidir si se sigue por este camino, si se trata de un futuro factible o si hay aspectos de este futuro para repensar lo que se está haciendo ahora.

—¿Cuál es el siguiente paso luego de haber pensado en los escenarios futuros?
Manejamos una metodología que se llama ‘laboratorio social’, que se trabaja con un grupo de actores que quiere buscar soluciones o innovar. Hemos hecho esto en Brasil, donde hay un laboratorio para la moda sostenible. También terminamos un año de trabajo en México en un laboratorio de educación. Juntamos a 50 líderes de partidos políticos, los sindicatos más importantes del país y docentes. Se logró sacar nueve proyectos nuevos como producto de estas conversaciones y ya se han puesto en marcha. No solo es imaginar sino probar y volver con cierta frecuencia a reunirnos a hablar y mejorar la idea.

TAGS RELACIONADOS