Especialista indicó que abrir una cuenta DNI, no es el camino per se, sino que debe ofrecer facilidades y una gama de beneficios ya listos para usarse a sus clientes. (Foto: Leandro Britto / @photo.gec)
Especialista indicó que abrir una cuenta DNI, no es el camino per se, sino que debe ofrecer facilidades y una gama de beneficios ya listos para usarse a sus clientes. (Foto: Leandro Britto / @photo.gec)
Christian Lengua

El viene avanzando en la implementación del proyecto Cuenta (cuenta de ahorros con número del Documento Nacional de Identidad). Para este año esperan abrir medio millón de estas cuentas, según informó su gerente general, Juan Carlos Bustamante, al .

El BN adoptó la tecnología digital-first de Backbase para impulsar este lanzamiento, con el fin de integrar servicios de pagos virtuales, billeteras digitales y más, para respaldar su visión de bancarización e inclusión financiera en Perú. Los únicos requisitos para la cuenta serán tener un teléfono inteligente, una dirección de correo electrónico y el DNI.

¿Qué significa este avance del BN? Para Freddy Linares, director de Neurometrics, en la tecnología para instituciones financieras hay diversas soluciones en el mercado, y una de ellas es el digital-first para la banca, donde la idea es centrar los esfuerzos en un ecosistema interno que permita crear una infinidad de productos en beneficio de sus clientes. No solamente la cuenta en sí, que es el repositorio de los saldos, sino otros productos relacionados como billeteras digitales, hacer transferencias, e incluso invertir en bolsa.

MIRA: Nuevo retiro de AFP: Cuatro congresistas amenazan a Francisco Sagasti con vacarlo si acude al TC por ley aprobada

Añadió que estas iniciativas se vienen impulsando en la banca privada en lo que se conoce como open banking , que se da cuando el banco permite a terceros acceder a su información para crear nuevos servicios. Bajo ese concepto, el banco ya no es solo promotor de innovación interna, sino también hacia afuera, buscando darle mayor agilidad al mercado.

Al ser las cuentas DNI dirigidas a jóvenes que cumplen la mayoría de edad, ¿qué características deben tener? Como son en su mayoría universitarios o estudiantes de institutos, Linares estima que sí habrá un interés natural por utilizar estos instrumentos financieros. Pero resaltó la experiencia de uso, que es algo que no siempre se prioriza.

“Se trabaja en el concepto de abrir la cuenta, darle los beneficios, pero puede haber un tipo de barrera de complejidad para el joven que está acostumbrado a hacerlo todo de su teléfono. Muchos de los bancos, llamados neobancos, que están muy de moda entre los jóvenes como Revolut, permiten hacer todo desde el teléfono, desde la app te das el alta, solicitas tarjetas virtuales. Ese es uno de los puntos a tener en cuenta”, precisó el especialista.

Por su parte, José Ravines, gerente general de Invenio Consultoría, resaltó que no es suficiente abrir una cuenta para los jóvenes, o por lo menos no es el camino per se. El producto debe ofrecer esas facilidades a sus clientes. Darle una gama de beneficios ya listos para usarse.

“Si a un joven le pones versatilidad se integra. Esto tiene que ver con lo que ofrece, debe tener listo un gran abanico de posibilidades de uso, servicios y alianzas, para que las personas, desde sus propias necesidades, sientan que está en un one stop shop (ventanilla única)”, dijo.

Añadió que es clave si se apunta al sector juvenil se le debe dotar de un acceso casi intuitivo, para uso cotidiano. Tomando eso en cuenta, la cuenta DNI “tranquilamente podría tener un fin promisorio, si planifica correctamente hacia dónde y cómo quiere llegar”.

EDUCACIÓN FINANCIERA

María Laura Cuya, gerente de Innova Funding y presidenta de la Asociación Peruana de Productos Financieros (Aprofin), comentó, por su parte, que la Cuenta DNI es un ganar-ganar gigantesco, porque este proyecto nace con objetivo de generar inclusión financiera real, para lograr alcance en creación de cuentas a nivel de todo el país, donde el 60% de peruanos no forman parte del sistema financiero.

“Veo que tiene mucho potencial de inclusión y lo que tendría que complementarse es un proceso de educación financiera. No basta con darle una cuenta a la persona, hay que decirle qué gana con esa cuenta, qué beneficios te ofrece y generar una cultura de ahorro”, sostuvo.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más