4,20% es la proyección oficial de crecimiento esperado por el Ministerio de Economía y Finanzas, según su informe de actualización de proyecciones macroeconómicas de abril.
4,20% es la proyección oficial de crecimiento esperado por el Ministerio de Economía y Finanzas, según su informe de actualización de proyecciones macroeconómicas de abril.
Luis Fernando Alegría
Katherine Maza

(Unidad de Análisis Económico)
Por Luis Alegría y Katherine Maza

Los últimos dos meses han sido de sorpresas negativas para la . El crecimiento en abril fue casi nulo y en mayo también cercano a cero; dos resultados consecutivos tan bajos no se veían desde mediados del 2009. Como se sabe en aquel año, el mundo sintió el impacto de la crisis financiera que explotó el 2008. 

► 
► 
​► 

Sin embargo, los datos más recientes dejan una sensación de autogol en la cancha económica, pues en cinco meses la economía ha perdido casi un punto porcentual de empuje en el crecimiento. En el 2018, se logró crecer 4%, pero el crecimiento acumulado entre junio del 2018 y mayo del 2019 alcanzó 3,1%.

A diferencia de otros períodos de desaceleración, esta vez hay factores estructurales que anticiparían que un motor clave se está agotando: la .

Fuente: BCR/INEI
Elaboración: Unidad de Análisis Económico de El Comercio
Fuente: BCR/INEI Elaboración: Unidad de Análisis Económico de El Comercio

La tendencia de la extracción de minerales en el país está en territorio negativo hace un año. En términos anualizados a mayo, la producción minera ha caído a su nivel de julio del 2017 [ver gráfico].

Esto coincide con el fin del impulso ganado por la entrada en operación de grandes proyectos mineros; entre los que resaltan Las Bambas y la ampliación de Cerro Verde. Hoy, sin nuevos grandes proyectos en el horizonte de es la construcción, que aún no sale del bache en el que cayó a inicios del 2015. Si bien los últimos dos años han sido de recuperación, esta no ha sido suficiente para retomar el nivel de actividad alcanzado previamente.

Fuente: BCR/INEI
Fuente: BCR/INEI

SEÑALES PREOCUPANTES

El panorama para el resto del año es incierto y el resultado dependerá de la trayectoria de la inversión privada en el segundo y tercer trimestre, en un entorno internacional con riesgos sobre nuestros principales socios comerciales. La información disponible por el momento revela nubes grises en el horizonte y, en respuesta a ello, hace diez días el Banco Central de Reserva () ajustó de manera sensible su proyección de crecimiento para este año, desde 4% hasta 3,4%.

Esta no es la primera vez que la autoridad monetaria hace ese tipo de ajustes. En los últimos diez años, hubo seis veces en las que el BCR recortó su proyección de crecimiento entre el primer y segundo trimestre del año.

De esas seis veces, cuatro fueron años de crecimiento débil (2009, 2014, 2015 y 2017). En todas esas ocasiones, la proyección ajustada por el BCR resultó ser superior al resultado final. Al ver esta tendencia, y siendo el BCR la entidad con el mayor manejo de información macroeconómica, es probable que el crecimiento de este año termine siendo menor de 3,4%

Fuente: BCR/INEI
Fuente: BCR/INEI

un mal año

Con los datos de crecimiento de abril (0,02%) y mayo (0,63%), Eduardo Jiménez, economista senior de Macroconsult, señaló a este Diario que prevé un primer semestre por debajo del 2%, un tercer trimestre un tanto mejor y cercano al 3% o un poco menos, pero un cuarto trimestre probablemente malo

Así, el 2019 ya está jugado y la economía peruana solo crecería alrededor del 2,8% este año.

“Estamos revisando [las proyecciones] fuertemente a la baja porque no hay ‘fuerzas’ que estén impulsando, y si las cosas entre Estados Unidos y China no mejoran, no hay ninguna razón para pensar en un crecimiento por encima del 3%”, agregó Jiménez.

Queda pendiente intentar que el crecimiento del 2020 no caiga por debajo de su potencial (4%), siendo las medidas del gobierno un factor importante.