El mortal atentado fue perpetrado por el grupo terrorista Sendero Luminoso La explosión mató a 25 personas e hirió a otras 155, mientras que dejó a su paso varios edificios en escombros (Foto: cortesía Grupo In Memoriam Tarata 1992)
El mortal atentado fue perpetrado por el grupo terrorista Sendero Luminoso La explosión mató a 25 personas e hirió a otras 155, mientras que dejó a su paso varios edificios en escombros (Foto: cortesía Grupo In Memoriam Tarata 1992)

Aproximadamente a las 9 de la noche del 16 de julio de 1992, dos coches-bomba cargados con 400 kilos de anfo y dinamita explotaron en la segunda cuadra de la calle , en Miraflores.

El mortal atentado fue perpetrado por el grupo terrorista  y es considerado uno de los más feroces ataques que sufrió Lima en 12 años de subversión. La explosión mató a 25 personas e hirió a otras 155, mientras que dejó a su paso varios edificios en escombros.

El mensaje compartido a continuación es del odontólogo Oswaldo Cava, quien aquella fatídica noche perdió a su hermano Pedro. Él estuvo en su consultorio ubicado en el cuarto piso de un edificio de la calle Tarata cuando 400 kilos de anfo acabaron con su vida.

Para las futuras generaciones:

Hace 28 años el Perú soportó durante décadas un terrorismo genocida, 30,000 víctimas, parte de un llamado “costo social” de un millón, para establecer una sociedad con un modelo hoy fracasado.

Aquel 16 de julio de 1992, se escogió Tarata - Miraflores, arteria vecinal, negocios medianos, consultorios, para doblegar la defensa del Estado. La destrucción de los Edificios fue total, centenares de víctimas, heridos, desaparecidos como ocurría en todo el país. Los medios de Comunicación Social informaron ampliamente la tragedia.

La indignación fue total. Convocados por su alcalde Alberto Andrade, la población salió a las calles, recorrieron el Distrito. Al llegar a Tarata, mismo Londres Segunda Guerra Mundial, hubo silencio respetuoso.

De pronto se escuchó un grito que se convirtió en un rugido coreado por la multitud que le decían a sus víctimas. ¨No nos vencerán”.

El pueblo Peruano, con el Rosario,  invocó  a la Virgen su protección para vencer al terrorismo genocida.  Ocurrió el milagro.  En fechas Marianas, a las pocas semanas, fue capturado el máximo dirigente y su cúpula el 12 de setiembre, día del dulce nombre de María. La presentación a los medios fue el 24 de setiembre, el día de Nuestra señora de las Mercedes, patrona de las Fuerzas Armadas del Perú. Finalmente, la condena a cadena perpetua fue el 07 de octubre, el día mundial del Rosario. Batalla de Lepanto, siguieron más.

Hace 28 años, en gratitud a la Virgen, rezamos el Rosario por la Paz, hoy en privado. La Fuerza Armada cada 16 de julio, en Tarata, se une a la fe mariana del pueblo Peruano para decirle al terrorismo genocida que jamás intente volver a destruir el pais.

Hoy, en esta pandemia universal, invoquemos a nuestros Protectores el Señor de los Milagros, Santa Rosa de Lima, San Martin de Porres que protejan nuestra Patria.