Gold's Gym de Miraflores debe S/330 mil por alquiler
Gold's Gym de Miraflores debe S/330 mil por alquiler

El local que hasta hace unos meses ocupó Gold’s Gym en la galería Expo Centro de luce desmantelado. Ni las conexiones eléctricas,  griferías o sanitaros quedaron en los ambientes ubicados en la cuadra 2 de la Av. Benavides; pero lo más grave para los administradores es que el gimnasio se retiró con una deuda impaga de más de 330 mil soles.

Jorge Velarde, director administrativo de Expo Centro, denunció en Cuarto Poder que la franquicia Miramar Fitness, que manejaba únicamente el Gold’s Gym de Miraflores, se retiró sin pagar más de 78.900 dólares de alquiler y 72 mil soles por servicios y arbitrios. El monto que adeudan suma aproximadamente 332 mil soles.

RESPUESTA DE LA FRANQUICIA
Esther García Zapatero, abogada de la franquicia, reconoce la deuda y asegura que tienen “la voluntad de honrar todos los compromisos asumidos”. No obstante, no dieron una fecha para hacerlo.

De acuerdo al informe de Cuarto Poder, en el año 2005 Miramar Fitness suscribió un contrato de alquiler por 10 años con la empresa Imperio Inmobiliario S.A, entonces administradora de la Galería Expo Centro. En el 2013, esta empresa cedió la administración a Negocios Inmobiliarios Boston S.A.

 Al término del contrato, en diciembre del 2015, el nuevo administrador y la franquicia del Gold’s Gym de Miraflores acordaron que el gimnasio se retiraría del local en seis meses. No obstante, según Velarde, solo cancelaron el primer mes y en junio se retiraron llevándose todo lo que consideraron era de su propiedad, incluyendo los focos y termas empotradas en las paredes.

“Entregamos un inmueble operativo. En la vida vamos a entregar un local en estas condiciones deplorables”, indicó.

Para la abogada de Miramar Fitness, el estado en que dejaron el local se sustenta en el acta de conciliación que les permite el retiro de “todos los bienes siempre que no perjudiquen la estructura”.  Además, indicó que tienen una solicitud de lucro cesante planteada en el 2011 a los entonces administradores (Imperio Inmobiliario S.A) por  un cierre intempestivo del gimnasio debido al vencimiento de certificados de defensa civil. Sin embargo, los actuales administradores rechazan esta deuda.

Para Carlos Chueca, gerente de la empresa Inquilinos Morosos, un error en el contrato es que los administradores no solicitaron un garante a la empresa sino solo una carta fianza que caducó a los 5 años.

Cabe señalar que otros locales de Gold’s Gym son administrados por distintas empresas  y no tienen que ver con la deuda de Miramar Fitness.

TAGS RELACIONADOS