Redacción EC

El sábado 12 de enero, 18 locales de la , fueron clausurados y hoy se inició el desmontaje de los módulos de madera que estos establecimientos colocaron en parte del espacio público. Según la Municipalidad de , este es el primer paso para cambiar el rostro de una de las zonas más concurridas del distrito.

La Calle de las Pizzas, originalmente llamado pasaje San Ramón y situado en frente al parque Kennedy, se ha convertido en los últimos años en espacio de desenfreno, drogas y prostitución.




Carlos Ramírez, gerente de Desarrollo Urbano y Medio Ambiente de Miraflores, explica que el lugar popularizado por la gran oferta de comida italiana sufrió cambios negativos. El mal uso de los pubs, bares y restaurantes lo hicieron un lugar inseguro pese a que en su inicio fue punto gastronómico y familiar.

“Las edificaciones de la Calle de las Pizzas deben haberse construido alrededor de la década del 30 y 40 del siglo pasado. Inicialmente era la calle San Ramón y entre el 70 y 80 se convirtió en un pasaje peatonal con el servicio gastronómico de comida italiana. Sin embargo, en las décadas posteriores se fue degenerando”, indicó a El Comercio.

Por ello, la Municipalidad de Miraflores prepara un proyecto para la instalación de iluminación pública, una pileta seca y el cambio de todo el piso. Estima que la nueva versión de la Calle de las Pizzas sea inaugurada antes de medio año.

De acuerdo a Ramírez, la idea es que sea un bulevar gastronómico, cultural y familiar. “Queremos que sea agradable, seguro y respetuoso del medio ambiente”, indicó.