Me fui de Los Prisioneros porque Jorge se transformó en un loco
Me fui de Los Prisioneros porque Jorge se transformó en un loco
Renzo Giner Vásquez

Por: Renzo Giner ()

Nací hace 49 años en Santiago de Chile. Estudié en el Liceo 6 en el que conocí a Jorge González y Miguel Tapia. Algunos años después formamos bandas de rock como Los Apestosos, Gusgusanos, Los 4 Luchos, Los Pseudopillos y Los Vinchukas,aunque fuimos más conocidos cuando formamos Los Prisioneros. Si tuviera que elegir un grupo favorito, sería The Clash y una canción “Yo partiré”, de Gilbert Bécaud. Soy padre de Daniel, Juan Pablo y Elisa. Me considero muy honesto, desconcentrado al momento de trabajar y a veces confío mucho en las personas. Pueden adquirir mi libro en la web .

Narea está buscando una editorial que se atreva a publicar su libro “Los Prisioneros: Biografía de una amistad”. “Ya no tengo miedo a las críticas porque digo la verdad”, nos dice el músico.

—Fueron una de las bandas más exitosas en América Latina... 
No pienso en éxitos o estatuillas. Pienso más en la amistad que teníamos, en lo bien que la pasábamos y vivir de algo que nos gustaba tanto.

¿Quién era la mente detrás de Los Prisioneros y sus otras bandas?
La mayoría de veces Jorge [González] y yo. En Los Prisioneros, él era quien tenía esa claridad para hacer las canciones. Muchas de ellas son muy buenas, otras me gustan menos. De que tiene talento, lo tiene. Por otro lado, su personalidad es complicada. Es una persona con un talento increíble, pero también muy dañada y que no tiene problemas en dañar a otros. Lo hizo conmigo.

Usted publicó un libro similar en el 2009. ¿Qué podemos encontrar en este que no tenga el otro?
La editorial Norma definió la cantidad y nombre de los capítulos, además del nombre del libro. También decidió que algunas partes no aparecerían, a pesar de que me parecían importantes. No quedé conforme, veía mi historia incompleta. Dejaba muchas dudas. En el 2012 me devolvieron los derechos y decidí re-escribirlo. Tres fans de la banda me dieron material con el que conocí muchas cosas. 

—¿A qué cosas se refiere?
Por ejemplo, una entrevista que Jorge dio en el 2000. Él dijo: “Cuando tenía 24 o 25 sentía atracción sexual por toda la gente que estimaba. Si tenía una buena amiga sentía una atracción sexual, si tenía un buen amigo también. Nunca llegué a tener nada con un amigo realmente porque estaba sobresexuado por lo creativo”. Los fans me dijeron que en esa entrevista Jorge dijo cosas muy raras. En otra entrevista, él dijo que siempre quiso ser una mujer bonita, como su mamá.

—¿Era el Jorge que conocía?
Siempre fue una persona un poco extraña. Amigo y todo pero era extraño. A los fans les interesa conocer la verdad. Actualmente hay una serie que narra la historia como Jorge quiso que se contara, como que nos separamos por un lío de faldas.

—¿Por qué se separaron?
Por una actitud maliciosa de él al intentar romper mi relación con mi esposa. No fue por un lío de faldas, yo podía entender que Jorge y mi esposa se quisieran, podía ser capaz de entender eso. Lo que no entendí fue la actitud enfermiza de Jorge. Si me fui de la banda fue porque él se transformó en un loco.

—¿Algún ejemplo de esa actitud?
En el 2005, durante una conferencia, dijo que cuando me fui de la banda me dediqué a trabajar para el Gobierno, lo que me permitió acercarme a los diarios de ultraderecha; entonces cuando nos juntamos en el 2001, yo era amigo de esos medios. Si habla con tanta convicción de mentiras como esa, la gente le cree. Mucha gente creyó que yo era el enemigo en la banda. ¿Enemigo por qué? ¿Por no seguirlo en todo? Yo tengo cabeza para pensar; si no estoy de acuerdo con algo, no lo hago.

—¿Cómo decide escribir el libro?
Yo no iba a escribirlo, lo iba a hacer Marisol García, una periodista. En el 2004 dejamos todo pendiente. En el 2007, cuando descubro que Jorge intenta romper mi relación amorosa nuevamente mediante correos anónimos, le conté la historia. Pactamos una entrevista, pero no se pudo realizar porque Jorge la amedrentó.

—¿Por qué decide volver a juntarse con la banda en el 2001?
Pensaba que la actitud de Jorge se debía a las drogas. Pensé que si estaba limpio de drogas era inofensivo, que no tenía más conflictos conmigo porque ya no estaba drogándose.

—Pero dijo que desde joven mostraba una actitud complicada...
Conmigo no. Éramos buenos amigos. Era raro pero no malo. Todo se aclaró en el 2007 cuando sacó la canción “Aviador” y llegaron correos a mi bandeja y a la de mi mujer. Fue como abrir los ojos, no lo podía creer. Jorge estaba obsesionado conmigo. Me parecía insólito. Sin embargo, ahí estaban las pruebas.

—¿Descarta una reconciliación?
Uno puede conciliar con alguien que habla con la verdad. No se puede hablar con alguien que miente todo el tiempo, son mentiras patológicas.

—¿Eso daña su recuerdo también?
No. Aún guardo nuestras caricaturas, si estuviera tan enojado las hubiera botado a la basura.

—¿Qué busca con este libro?
Que él siga su camino y me deje seguir el mío. Quiero una vida tranquila y no a Jorge tratando de romper nuevamente mi relación.