Facebook vetó a Trump a inicios de enero luego de la toma del Capitolio. Desde entonces, sigue vetado de la influyente red social. REUTERS/Dado Ruvic/Illustration/File Photo
Facebook vetó a Trump a inicios de enero luego de la toma del Capitolio. Desde entonces, sigue vetado de la influyente red social. REUTERS/Dado Ruvic/Illustration/File Photo
Redacción EC

La decisión de la junta de asesores de de mantener al expresidente bloqueado de la red social ha desatado una discusión sobre la libertad de expresión, la regulación de las redes sociales y el inmenso poder de estas plataformas.

Si bien este panel de supervisión independiente mantuvo el veto al republicano, también criticó a Facebook por decidir un bloqueo de manera indefinida y la convocó a revisar el tema en los próximos seis meses.

“Dada la seriedad de las violaciones y del persistente riesgo de violencia, estaba justificado que Facebook suspendiera las cuentas de Trump el 6 de enero”, sentenció este miércoles el panel, al referirse a la toma del Capitolio por parte de seguidores del entonces presidente. No obstante, añadió que “no fue apropiado que Facebook impusiera una pena indeterminada y estandarizada de suspensión indefinida” y llamó a la plataforma a “revisar este asunto para determinar y justificar una respuesta proporcionada” en los próximos seis meses.

“No es aceptable que Facebook mantenga a un usuario fuera de su plataforma por un periodo indefinido, con ningún criterio sobre cuándo o si su cuenta será restablecida”.

La ‘Corte Suprema’ de Facebook

¿Qué es este panel, quiénes lo conforman y por qué la todopoderosa red social debe acatar sus decisiones?

El panel, llamado oficial , fue creado por Facebook -con una inversión de 130 millones de dólares- con el objetivo de tener una autoridad independiente que tomara decisiones sobre el manejo de situaciones difíciles. Formalmente empezó sus funciones en octubre del 2020 y es llamado también ‘la corte suprema de Facebook”.

Zuckerberg concibió la idea en octubre del 2018 como una forma de que el público tuviera una forma de apelar las decisiones de Facebook sobre contenido “de odio” o considerado “dañino” que violaba sus políticas.

La poderosa red social creada por Mark Zuckerberg sigue dividiendo a quienes consideran que ejerce un control sobre la libertad de expresión y los que creen que debería ser más estrictos sobre el contenido que permite. REUTERS/Erin Scott/File Photo
La poderosa red social creada por Mark Zuckerberg sigue dividiendo a quienes consideran que ejerce un control sobre la libertad de expresión y los que creen que debería ser más estrictos sobre el contenido que permite. REUTERS/Erin Scott/File Photo

Sus 20 miembros, de diferentes nacionalidades, no son trabajadores de Facebook y se trata de académicos, periodistas, expertos en libertad de expresión, casos de desinformación y extremismo. Entre ellos está la colombiana Catalina Botero, decana de la Facultad de Derecho de la Universidad de Los Andes y exrelatora especial de la Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos de la OEA.

El objetivo del consejo es revisar las decisiones de moderación tomadas por la empresa y señalar si se tomaron de acuerdo con sus valores declarados.

“Como expertos externos y líderes cívicos, asumimos la responsabilidad de responder algunas de las preguntas más difíciles sobre la libertad de expresión en internet: qué contenido eliminar, cuál conservar y por qué”, señala la página oficial de esta junta.

“Para asegurar una perspectiva mundial, el Consejo Asesor de Contenidos está formado por miembros procedentes de distintos entornos profesionales y culturales, a fin de reflejar la diversidad de la comunidad de Facebook”, señala la página oficial.

Agrega que los miembros están familiarizados en asuntos relacionados a contenido y gestiones digitales, además de competencia en moderación de contenido en Internet.

La junta asesora de Facebook empezó a reunirse desde octubre del año pasado.  REUTERS/Dado Ruvic/Illustration/File Photo
La junta asesora de Facebook empezó a reunirse desde octubre del año pasado. REUTERS/Dado Ruvic/Illustration/File Photo

¿Cómo es el proceso de decisiones?

Según detalla “The Washington Post”, primero un caso tiene que ser remitido a la junta, ya sea por el propio Facebook o mediante reclamos directos de usuarios que no están de acuerdo con que Facebook elimine su contenido o bloquee a otra persona. La junta selecciona un panel de cinco de sus miembros, incluyendo al menos una persona del país donde se basa el caso. No se nombran públicamente para que no sean sometidos a presiones de lobistas.

Actualmente, el panel se reúne a través de la plataforma Zoom y también consulta con expertos externos. La junta necesita una mayoría simple para dar su veredicto y luego la presenta al consejo en pleno, donde también se debe aprobar en mayoría.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

VIDEO RECOMENDADO

TE PUEDE INTERESAR