Macron: Los retos que tendrá como presidente de Francia
Macron: Los retos que tendrá como presidente de Francia
Redacción EC

El nuevo presidente de , , tiene una lista larga de tareas en las que debe priorizar los siguientes temas.

[]

► La amenaza yihadista

El atentado de los Campos Elíseos –en el que murió un policía– el 20 de abril en París hizo resurgir durante la campaña la amenaza yihadista, que está en mente de todos. Los ataques cometidos en nombre del grupo Estado Islámico (EI) causaron 239 muertos en Francia desde enero del 2015 y desde ese año el país se encuentra en estado de emergencia. El grupo EI “no oculta su voluntad de hacer estallar en pedazos la cohesión nacional exacerbando las tensiones entre los musulmanes y el resto de la población”, dice Marc Hecker, experto en temas de seguridad. Fuerzas en el Sahel y en Oriente Próximo serán su preocupación.

El presidente electo tiene previsto mejorar la coordinación de los servicios de inteligencia del país y crear una fuerza de intervención rápida de lucha contra el terrorismo que estará directamente guiada desde el Elíseo, para actuar tanto dentro como fuera de Francia.

Macron se ha comprometido también a contratar a 10.000 agentes para reforzar la seguridad en el país y también quiere reforzar las fronteras exteriores de la UE.

[]

► Más trabajos para todos

El nuevo presidente será juzgado en función de cuánto logre rebajar el desempleo (del 10 por ciento, en comparación con el 3,9 en Alemania y el 8 de promedio en la UE). “Somos el último gran país de la UE que no ha conseguido resolver el desempleo masivo”, dijo Macron en campaña. El futuro presidente apuesta por rebajarlo hasta el 7 por ciento al final de su mandato de cinco años con medidas liberales, reduciendo las cargas de las empresas y favoreciendo los acuerdos internos en las compañías para flexibilizar la jornada semanal de 35 horas.

Asimismo, la canciller alemana, Angela Merkel,  prometió ayudar a combatir el desempleo en Francia para repotenciar la economía interna,

[]

► Reducir la división

Macron hereda un país dividido. La mitad de él votó por los extremos –contra Europa, la globalización y las élites– en la primera vuelta de las presidenciales, el 23 de abril. El análisis de los votos muestra también una Francia dividida en dos, entre las zonas urbanas (más privilegiadas, reformistas) y las desheredadas (periféricas, en palabras de los sociólogos), masivamente favorables a la extrema derecha. Él sabe que muchos lo han votado para cortar el paso a la extrema derecha.

Además, un récord de 11,5 por ciento de los electores votaron en blanco o nulo, mientras que un total casi récord de 25,4 por ciento de los votantes se abstuvo de sufragar.

[]

► Falta consolidar el Parlamento

Macron promete ir más allá de los partidos tradicionales, de derechas e izquierdas, para crear una nueva mayoría de centro en las legislativas de junio. Tendrá que convertir su resultado presidencial en escaños en el Parlamento con su partido ¡En Marcha!, creado en abril del 2016. Y parece convencido de que los franceses volverán a confiar en él gracias a la dinámica de la victoria presidencial. Pero la derecha tiene la intención de levantar cabeza tras el fracaso e imponerle una cohabitación. Además, la izquierda radical tuvo casi 20 por ciento de votos en la primera vuelta.

Macron tendrá la dura tarea de volver a convencer a los franceses para asegurar una mayoría parlamentaria en junio teniendo en cuenta que su movimiento político tiene un año de vida y que nunca ha presentado candidatos en elecciones anteriores.

[]

► Refundar Europa

Macron promete reforzar el motor francoalemán, según él, para dar un impulso a la UE, debilitada por el ‘brexit’ y la crisis de los refugiados. Piensa viajar “a las capitales europeas” para proponer una “hoja de ruta a cinco años para dotar la zona euro de un verdadero presupuesto y para una verdadera Europa de 27 en el ámbito del medioambiente, la industria y la gestión de la migración”. “Reformar la UE parece muy bonito en la teoría y las ideas de Macron son audaces: quiere un presupuesto y un ministro para la zona euro. ¿Pero es realista teniendo en cuenta que exigiría cambiar los tratados?”, advierte Vincenzo Scarpetta, analista del centro de reflexión Open Europe.

Por su parte, Angela Merkel se pronunció sobre el tema y señaló que no ve motivos para cambiar el Pacto Europeo de Estabilidad y Crecimiento. La canciller aseguró que Alemania siempre intenta ayudar, pero dejó claro que su apoyo no puede sustituir a las medidas que debe tomar París y recordó que "Francia debe tomar sus decisiones".

Fuente: El Tiempo - GDA/AgenciasLAS ÚLTIMAS NOTICIAS DEL MUNDO... 

TAGS RELACIONADOS