“Lo que en un primer momento se diagnosticó como influenza se ha convertido en una neumonía fatal”. (Ilustración: Giovanni Tazza).
“Lo que en un primer momento se diagnosticó como influenza se ha convertido en una neumonía fatal”. (Ilustración: Giovanni Tazza). / Giovanni Tazza
Hace 100 años

En los últimos días se ha ido agravando la salud de Su Santidad . Nos llegan constantes cablegramas donde se dice que todos los esfuerzos de la ciencia vienen siendo inútiles y que la muerte del Pontífice puede ocurrir en cualquier momento. En realidad, agoniza y la fiebre de 40 grados no cede. Antes de la crisis recibió la comunión. Está rodeado por miembros de su familia y lo que en un primer momento se diagnosticó como influenza se ha convertido en una neumonía fatal. El mundo católico reza por su pastor.

H.L.M.