Laura Urbina

colaboradora de El Comercio en Áncash

lauraurbinasa@gmail.com

El alcalde del distrito de Nepeña, en Áncash, Manuel Figueroa Laos, alertó la ocurrencia de un huaico que mantiene aislados a seis barrios en el centro poblado San Jacinto.

El deslizamiento de lodo ocurrió aproximadamente a las 7:00 p.m., tras la activación de las quebradas San Juan y San Jacinto, debido a las lluvias torrenciales.

El río Solivín se desbordó y ha afectado las calles de los barrios Solidex Alto y Bajo, Villa Hermosa, San Cristóbal, Vista Alegre y Buena Vista. El agua ha llegado a un metro de altura aproximadamente.

El burgomaestre Figueroa Laos precisó que no se ha reportado daños materiales ni personales hasta el momento, pero temen que ocurra una desgracia ya que las lluvias son intensas.

La autoridad ha solicitado al gobierno regional que le apoye con maquinaria pesada para realizar las tareas de limpieza y restablecer las vías de acceso de los poblados afectados.  

“Necesitamos retro excavadoras y tractores oruga, las maquinas que tenemos son insuficientes. Seis barrios se han aislado en Nepeña, las calles están llenas de agua”, declaró Manuel Figueroa a El Comercio. 

El deslizamiento afectó las calles de los barrios Solidex Alto, Bajo, Villa Hermosa, San Cristóbal, Vista Alegre y Villa Hermosa

Figueroa ha llamado a la calma a la población y ha convocado a los brigadistas de Defensa Civil a sumarse a las posibles labores de evacuación.

Cabe señalar que un estudio realizado por la Dirección de Estudios de Proyectos Hidráulicos Multisectoriales de la ANA, señala que 103 mil 31 viviendas asentadas en los cauces y fajas marginales de quebradas estarían en situación de sufrir daños, de ellas, 3370 viviendas de los distritos de Chimbote, Nuevo Chimbote, Coishco, Cáceres del Perú, Nepeña, Moro se encuentran en riesgo. 

TAGS RELACIONADOS