Agentes de la Policía Nacional evitaron que los manifestantes tomaran el municipio. (Foto: Laura Urbina)
Agentes de la Policía Nacional evitaron que los manifestantes tomaran el municipio. (Foto: Laura Urbina)
Laura Urbina

colaboradora de El Comercio en Áncash

lauraurbinasa@gmail.com

Trabajadores de la Municipalidad Provincial del Santa (MPS) acatan un paro de 48 horas para exigir el pago de sus salarios del mes de agosto, el cumplimiento de un pacto colectivo que consiste en el aumento de S/190 y el cambio de funcionarios de la gestión del alcalde Roberto Briceño Franco.

Agentes de la Policía Nacional lanzaron bombas lacrimógenas para evitar que los manifestantes tomaran el municipio y se limitara el ingreso de los usuarios. Este hecho motivó que algunos padres de familia retiraran a sus hijos del centro educativo Ex-314, ubicado a lado de la comuna.

► 
► 

Los 1.400 afiliados al Sindicato Único de Trabajadores de la MPS realizaron un plantón en la Plaza Armas de Chimbote, donde decenas de obreros y agentes de Serenazgo, prepararon almuerzo en una olla común.

La protesta se efectúa a pesar de que la Comisión de Gestión para la Prevención y Atención de Conflictos Sociales del Comité Provincia de Seguridad Ciudadana del Santa instalara el último viernes una mesa de diálogo para solucionar la crisis que enfrenta la gestión de Roberto Briceño.

El secretario general del Sindicato Único de Trabajadores Municipales (Sutramun), Guillermo Sánchez, manifestó que 1.400 afiliados han tomado la decisión de paralizar sus labores para exigir que se cumpla con el convenio colectivo y no descartó la posibilidad de ir a una huelga.

El dirigente reconoció que las cartas de predespido que recibieron seis trabajadores, entre ellos, los que irrumpieron violentamente en la sesión de concejo el 28 de agosto pasado, motivó a que la asamblea decida seguir con el paro que culmina este viernes.

“No podemos renunciar al convenio colectivo, el incremento estuvo previsto para el mes de setiembre y seguimos esperando. Nos dicen que no hay plata y por qué se contrata a más gente. El alcalde y los funcionarios ya cobraron sus salarios del mes de agosto y el resto, no”, cuestionó Sánchez.

Agentes de la Policía Nacional evitaron que los manifestantes tomaran el municipio. (Foto: Laura Urbina)
Agentes de la Policía Nacional evitaron que los manifestantes tomaran el municipio. (Foto: Laura Urbina)

En tanto, el gerente municipal, Jesús Rodríguez, mencionó que cada día de paralización se pierde S/250 mil y se corre el riesgo de que los pagos por diversos servicios que realizan los usuarios en las entidades bancarias sean embargados ante la falta de trámites administrativos.

Respecto a las cartas de predespido, Rodríguez dijo que el principio de autoridad no se negocia. “Si cualquier ciudadano quiere agredir a una autoridad y afecta los bienes del Estado debe ser sancionado. En la primera reunión de la mesa de diálogo, el sindicato avaló las sanciones, pero ahora las rechaza. El pago del mes de agosto se hará cuando llegue el dinero del Foncomun”, sostuvo.

Por su parte, representantes de la Defensoría del Pueblo y de la Fiscalía de Prevención del Delito exhortaron a los trabajadores y a los funcionarios a mantener el diálogo para canalizar todas demandas.

“Se ha recomendado que la gestión despliegue todos los esfuerzos por garantizar la recaudación que permitan cancelar los salarios de los trabajadores. Y que los manifestantes no afecten el derecho de libre tránsito de los ciudadanos y el ingreso de los usuarios a la municipalidad”, declaró la abogada Roslin Villanueva, coordinadora de la Defensoría del Pueblo en Chimbote.

Esta tarde se canceló la segunda reunión de la mesa de diálogo, ya que el alcalde Roberto Briceño viajó a Lima para consultar a la Contraloría General de la República si es legal el pago de los S/190. 

TAGS RELACIONADOS