Psicólogo clínico Álvaro Valdivia señaló que la ayuda debe extenderse hacia los familiares de las personas en riesgo suicida.
Psicólogo clínico Álvaro Valdivia señaló que la ayuda debe extenderse hacia los familiares de las personas en riesgo suicida.
Redacción EC

Lo ocurrido ayer con una persona en una estación del Metro de Lima ha vuelto a poner de manifiesto el alarmante tema de la salud mental en el país y, en específico, en menores de edad. Solo entre enero y julio del 2019, 1.390 intentos de suicidio se registraron en el país, según cifras del Ministerio de Salud. De estos, el 74% correspondió a personas cuyas edades estaban entre los 12 y 29 años.

Además, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha reportado que de cada 20 personas con evento de depresión en el Perú, una intenta suicidarse; y que de cada 20 intentos, uno llega a consumarse. El suicido en el país, de acuerdo con la OMS, es un grave problema de salud pública.

¿Cómo ayudar a una persona con síntomas de depresión? El psicólogo clínico Álvaro Valdivia, director de Sentido, centro peruano de suicidología y prevención del suicidio, dijo a este Diario que el primer paso es preguntar al afectado, directamente pero con mucha empatía, amor y respeto, por la situación que lo aqueja y si ha pensado en acabar con su vida como pueden pensarlo otras personas que se sienten muy mal.

“En salud mental hay que saber lo que ocurre para poder ayudar. A partir de ello hay que proporcionar el apoyo familiar, el no discriminar, el no juzgar, el no invalidar las emociones, el entender que la persona sufre. Luego, brindar un tratamiento profesional durante el tiempo que sea necesario”, detalló el especialista.

Valdivia puntualizó que la ayuda debe extenderse hacia los familiares de las personas en riesgo suicida y a los que están en duelo por suicidio de algún pariente. Indicó que por cada suicida puede haber hasta 130 personas en duelo y que muchas veces también tienen ideas suicidas. “Ambas poblaciones: personas en riesgo suicida y las que están en duelo, necesitan ayuda”.

-La importancia de no difundir-

El especialista hizo hincapié en la importancia de no propagar información sobre un intento de suicidio o en torno a un fallecimiento de esta naturaleza, pues este ejercicio genera el denominado suicidio asistido. Explicó que ello es como brindar información para que alguien sepa cómo suicidarse y las personas en riesgo podrían imitar conductas.

En esa línea, Valdivia remarcó que detrás de un suicidio hay una familia que, además de los traumas que le deja el evento, debe lidiar con los comentarios de gente sin derecho a hablar de algo muy íntimo. “La familia tiene que enfrentar un duelo mucho más difícil no solo por lo que le ha pasado sino porque eso se vuelve algo público”, refirió.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), cada año en el mundo se quitan la vida unas 800.000 personas, o sea se produce una muerte cada 40 segundos. Esto indica que por cada muerte por suicidio hay 20 intentos.

-¿Necesita ayuda?-

1. Llame al Hospital Honorio Delgado-Hideyo Noguchi

Jr. Eloy Espinoza 709, San Martín de Porres.

Teléfono: 614-9200.

2. Hospital Víctor Larco Herrera

Av. El Ejercito 600, Magdalena del Mar

Teléfonos: 261-5303 / 261-4907.

3. Sentido - Centro Peruano de Suicidología y Prevención del Suicidio

Teléfono: 498-2711