María Elena Foronda contrató en su despacho una condenada por terrorismo. (Foto: Congreso)
Redacción EC

Nancy Madrid Bonilla, hasta el lunes pasado asistente de la congresista del Frente Amplio , sí fue sentenciada a 18 años de cárcel por terrorismo al ser miembro del Movimiento Revolucionario Túpac Amaru (MRTA).

El programa dominical “Panorama” reveló este domingo la sentencia y los motivos por los cuales la ex trabajadora del despecho de la frenteamplista fue condenada a prisión.

Madrid Bonilla fue juzgada por la Sala Penal Nacional junto a la cúpula del MRTA, en el mismo juicio que se realizó contra Víctor Polay Campos, Miguel Rincón Rincón y más de una decena de terroristas.

Para ella, capturada en 1992 en una casa de la urbanización Pando donde vivía con Peter Cárdenas, la fiscalía pedía 28 años de prisión y S/300 mil de reparación civil, una solicitud incluso más severa que la que se hacía por Américo Gilvonio Conde (25 años de cárcel).

Según el programa de TV, uno de los motivos para justificar el pedido de cárcel contra Madrid Bonilla fue que el registro domiciliario resultó positivo para armas, municiones, explosivos y material de guerra.

También se encontraron cartas de amenazas, así como una lista con nombres de empresarios que contenía direcciones, representantes legales y posible utilidad económica.

Según la sentencia, la propia Madrid reconoció ante la Policía Nacional y la sede judicial que era integrante del MRTA. Además, dijo que las armas encontradas pertenecían al grupo terrorista y que estaban bajo la responsabilidad de Peter Cárdenas.

Asimismo, según su expediente, está probado que fue Nancy Madrid quien alquiló una casa en la avenida Las Artes, en San Borja, donde funcionó una de las cárceles del MRTA. Para ello, Madrid se hizo pasar por otra persona y pagó el alquiler por un año con la finalidad de que el MRTA retuviera a empresarios.

Por todo esto, a la ex trabajadora de María Elena Foronda se le impuso una condena de 18 años de cárcel y S/10 mil soles de reparación civil por ser parte del grupo terrorista.

“Es una secretaria que requiere solamente de secundaria y cualquier personal de aquí [de mi oficina] es de mi confianza, ella cumple con todos los requisitos de no tener antecedentes. Aquí después de que se hicieron las investigaciones se ha demostrado que la señora cumplió una pena de 18 años que fue rebajada a 16 años por buena conducta”, manifestó el último lunes María Elena Foronda cuando se le preguntó por su asistente.

-Pago incompleto-
El Estado peruano le embargó a Nancy Madrid una casa en Pueblo Libre puesto que la procuraduría había pedido el embargo del inmueble en 2015.

El 26 de julio del 2016, un día antes de empezar a trabajar con Foronda, Madrid pagó S/10 mil. Sin embargo, la casa continuará embargada porque aún debe intereses.

La procuraduría antiterrorismo ha solicitado la liquidación de los intereses, por lo cual se está esperando que un perito judicial fije el monto.