"Game of Thrones". Daenerys Targaryen (Emilia Clarke) durante una de las escenas más difíciles de su personaje. Foto: HBO.
"Game of Thrones". Daenerys Targaryen (Emilia Clarke) durante una de las escenas más difíciles de su personaje. Foto: HBO.
Alfonso Rivadeneyra García

Redactor de Luces y TV+

alfonso.rivadeneyra@comercio.com.pe

¿Recuerdan cuando "" ("Juego de tronos") era una serie brillante? Así fue a finales de la cuarta temporada, pero de eso ya no queda mucho. Eso queda demostrado en el cuarto episodio de la octava temporada, donde todo lo que podía salir mal, salió mal.


La última vez que tantos personajes se mostraron felices en "Game of Thrones", Robb Stark, Catelyn Stark, Talysa Maegyr y Greywind . En Westeros no puede haber felicidad sin que la tragedia ataque. Esta vez no fue distinto... Se trató de un momento triste para Daenerys Targaryen (Emilia Clarke) que la serie no trabajó lo suficiente para ganárselo, a pesar de que hubo pistas para que no cause sorpresa:

Temporada 3: Daenerys crucificó a 163 esclavistas en venganza por la ejecución de 163 niños.

Temporada 5: Daenerys ordena la muerte de un ex esclavo de Meereen que fue crítico a su reinado.

Temporada 7: Daenerys ejecuta a los Tarly, que se rehúsan a hincar la rodilla.

Todas estas escenas refuerzan que la Madre de Dragones, Rompedora de Cadenas y Reina de los Siete Reinos tiene poca misericordia; algo que no ha sido característico de los últimos reyes. Pero Dany, a diferencia de Joffrey y Cersei, había mostrado la capacidad de aprender de sus errores. Ella escuchó el plan de Tyrion para conseguir
paz con las ciudades estado de la Bahía de Esclavos, de modo que la reina solo tuvo que acabar con los ejércitos enemigos y no atacar civiles.

Daenerys Targaryen (Emilia Clarke). Foto: HBO.
Daenerys Targaryen (Emilia Clarke). Foto: HBO.

"Nuestros padres fueron hombres malos (...) Ellos dejaron el mundo peor de lo que lo encontraron. No vamos a hacer eso. Vamos a dejar el mundo mejor de lo que lo encontramos". Así se expresó Daenerys en la séptima temporada, cuando habló con Yara Greyjoy (Gemma Whelan) sobre lo que harán con Westeros. Esas no parecen ser las palabras de una persona con problemas de temperamento, sino las palabras de una persona dispuesta a hacer lo correcto.

Mientras el mundo es feliz en el festín posterior a la Batalla de Winterfell, Daenerys está incómoda. La devoción que Jon Snow (Kit Harington) provoca en sus seguidores es algo que Daenerys considera que no podrá obtener en Westeros. Saber que él es un Targaryen es otro leño a la hoguera de su ansiedad.

Pero los celos no son nada si lo comparamos con lo que ocurre más adelante: Euron Greyjoy mata a Rhaegal y toma a Missandei de rehén. Dany va a King's Landing, pero no consigue nada y su consejera y amiga muere. Adiós, Missandei, apenas y te conocíamos. Porque, si bien el personaje de Nathalie Emmanuel está en la serie desde la tercera temporada, nunca tuvo suficiente tiempo en la pantalla. Al menos no para que, de un momento a otro, la ex esclava diga "Dracarys".

En los próximos días se escribirá mucho sobre el por qué Missandei le dijo eso a Daenerys. ¿Qué parte de su desarrollo de personaje nos dijo que habría sido capaz de pedir venganza a sangre y fuego? Porque no nos engañemos, eso es lo que reclama con su última palabra. Su final es un claro ejemplo de ""; infame tópico de la ficción donde un personaje femenino solo muere para generar la rabia de alguien más, usualmente un hombre. En este caso, cumple el mismo objetivo con Daenerys: empujarla hacia el sitio más oscuro de su mente.

La "refrigeración" de un personaje es un recurso facilista, pues convierte a un ser con sentimientos, deseos y sueños en poco más que un recurso narrativo, el objeto para un fin. Missandei merecía más, pero también la audiencia. Que los showrunners, David Benioff y D.B. Weiss, hayan utilizado un recurso tan bajo nos dice que empujar a Daenerys a la oscuridad responde más a una necesidad de ambos que a lo requerido por la historia.

Pero no todo fue un desastre en este episodio. Donde "Game of Thrones" sí brilla, aunque sea un poquito, es en los manejos internos del poder de Daenerys Targaryen y Jon Snow (Kit Harington), los cuales serían más efectivos sin el también apresurado romance de ambos (otra situación forzada por la producción). De otro lado, los planes de Tyrion y Varys al enterarse del verdadero origen de Jon Snow hacen que la historia se vuelva más interesante.

La caída de Ned Stark en la primera temporada ocurrió porque Ned, a diferencia de los otros lords, fue un hombre bueno, probo y de honor. Jon, como su padre, elige la verdad antes que el juego de tronos y con ello le otorga ventaja a Sansa Stark (Sophie Turner), quien lleva a otro nivel su aversión por la Madre de Dragones. Pero se trata de un desarrollo tan obvio que no es necesario haber sido "alumno" de Littlefinger o la Reina de las Espinas para trazar un plan de ese calibre.

En resumen, cuando solo faltan dos episodios más antes de su esperado final, "Game of Thrones" de HBO falló en mostrarnos nuevamente ese factor que hizo de la serie algo especial. Ya sin el Rey de la Noche, Cersei Lannister debía ser el último enemigo a ser vencido; algo que, de acuerdo a lo visto en el episodio 8x04, nunca será. Al parecer, no ir al norte será la última y más inteligente acción que lleve a cabo en esta temporada.

Foto: HBO.
Foto: HBO.

PENSAMIENTOS SUELTOS

-Jaime Lannister (Nikolaj Coster-Waldau) deja a Brienne para ir en busca de Cersei y, con ello, le dice adiós a la única relación sana que ha tenido en su vida. Él sabe que Cersei es una enfermedad, pero depende demasiado de ella como para dejarla a su suerte en la capital.

-Cuando Jon pidió a su familia no revelar el secreto de su origen tuve ganas de darle un golpe al televisor. Jon no es más ingenuo porque no nació ayer.

-Pobre Greyworm. Gran trabajo de Jacob Anderson al mostrar su dolor.

-Si bien no me convence el cómo Daenerys llegó a su actual estado mental, le reconozco a Emilia Clarke su buen trabajo al mostrar tanta furia.

-Otro personaje que jamás había estado tan molesto es Varys. Y no le falta razón.

-¿Por qué Gendry le propondría matrimonio a Arya Stark? Él la conoce, sabe que ser una dama no es lo suyo. 

-No pude evitar sentirme incómodo Cuando Sansa dijo que sin las atrocidades que le hicieron Littlefinger, Joffrey y Ramsay todavía seguiría siendo un "pajarito". Eso es perpetuar el ciclo de la violencia y Sansa, entiendo, podría haber dicho algo con más sentido.

-Y se acabó el misterio de Bran: esa silla de ruedas no se mueve sola, sino que el maestre Wolkan se encarga de empujarla.

-Un dato más sobre Bran: todavía mantiene personalidad, lo cual queda demostrado al reconocer que le gusta el diseño de su actual silla de ruedas.

-Jon y Ghost merecían una mejor despedida. Nadie trataría a sí a su mascota.

-No sentí mucha pena por Theon al verlo morir, pero eso cambió durante el episodio 8x04 cuando Sansa le puso el símbolo Stark en la pira funeraria. Adiós, Theon. Fuiste un buen hombre.