Jorge A. Jiménez interpreta a Luis Donaldo Colosio Murrieta en "Historia de un crimen" (Foto: Netflix)
Jorge A. Jiménez interpreta a Luis Donaldo Colosio Murrieta en "Historia de un crimen" (Foto: Netflix)

Historia de un crimen: ¿quién fue Luis Donaldo Colosio? | Dirigida por Hiromi Kamata (“Diablo guardián”) y Natalia Beristáin (“Los adioses”), “” es la primera temporada de la nueva serie original de . La producción, que se estrenó el 22 de marzo en conmemoración del 25 aniversario del magnicidio ocurrido en Lomas Taurinas, narra los momentos previos y posteriores al asesinato del candidato a la presidencia de México .

La serie, protagonizada por , Ilse Salas, Alberto Guerra, entre otros, se guía principalmente de la perspectiva de la esposa de Colosio, quien padecía un cáncer terminal al momento del crimen del postulante presidencial. Ella falleció ocho meses después del asesinato de su marido.

Pero, ¿quién fue ? Hijo de Luis Colosio Fernández y Armida Ofelia Murrieta García, Luis Donaldo Colosio Murrieta nació en Magdalena de Kino, Sonora, el 10 de febrero de 1950 y fue un político y economista mexicano, miembro del Partido Revolucionario Institucional (PRI), que se desempeñó como diputado, senador, presidente del partido y titular de la Secretaría de Desarrollo Social de México.

INICIOS DE SU CARRERA POLÍTICA

Empezó sus estudios profesionales en el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey, donde se licenció en Economía en 1972. Ocho años después se desempeñó como profesor de economía en el Colegio de México, la UNAM y la Universidad Anáhuac, donde conoció a Diana Laura Riojas, quien en 1982 se convertiría en su esposa y con quien más adelante tendría dos hijos, Luis Donaldo y Mariana.

En 1968, Colosio ingresó al Partido Revolucionario Institucional, fue elegido diputado y finalmente presidente nacional del PRI entre 1988 y 1992. A pedido del presidente de México de ese entonces, , formó parte de su gabinete, pero se considera que su relación se rompió después de un discurso pronunciado por Colosio frente al Monumento a la Revolución Mexicana, en la Ciudad de México, el 6 de marzo de 1994, cuando habló de un México golpeado por la crisis y con hambre, con marcadas diferencias sociales, pero con esperanza de cambio, en abierta crítica al gobierno.

EL ASESINATO DE COLOSIO

La tarde del 23 de marzo de 1994, Luis Donaldo Colosio Murrieta llegó al aeropuerto Abelardo L. Rodríguez de la ciudad de Tijuana, en Baja California, donde fue recibido por unas 4.000 personas y por la persona que acabaría con su vida.

Cuando Colosio avanzó unos 13 metros y medio de la explanada del aeropuerto, uno de los asistentes al mitin atravesó su cerco de seguridad, puso un revólver Taurus calibre .38 cerca de su oído derecho y disparó a matar. Inmediatamente después apretó el gatillo nuevamente e hirió por segunda vez a Colosio, aunque esta vez en el abdomen. El candidato cayó al suelo inconsciente, sangrando de la cabeza, mientras sus guardaespaldas detenían a un hombre de unos 25 años, delgado, de tez morena y pelo rizado, que más tarde fue identificado como Mario Aburto Martínez, quien fue puesto a disposición de las autoridades.

Pese a los intentos de los médicos del Hospital General de Tijuana, por la gravedad de la lesión en la cabeza, Colosio falleció a las 6:55 pm de ese 23 de marzo.

Cuando Mario Aburto fue presentado a la prensa en los días posteriores lucía algo diferente, con un corte de pelo militar, menos moreno y sin hematomas en la cara, lo que originó rumores sobre el reemplazo del verdadero asesino. Sin embargo, según la versión oficial, solo Aburto fue el responsable del magnicidio.