Un masaje relajante tiene muchos beneficios para nuestra salud. Puede ayudarnos desde a liberar toxinas hasta a eliminar la tensión acumulada. Pero, cada vez que pensamos en la palabra masaje lo asociamos de inmediato a la espalda, dejando de lado otras zonas importantes del cuerpo que pueden salir beneficiadas.

Cristina Domínguez, Healthy Lifestyle Coach del hotel Barceló Sancti Petri Spa Resort, detalló a la revista "Hola" cuáles son estos puntos, las sensaciones que en ellos se producen y los beneficios que se logran con un buen masaje.

 (Foto:Shutterstock)

(Foto:Shutterstock)

 Yemas de los dedosMasajear las yemas de los dedos resulta beneficioso para evitar incómodos síntomas producidos por la artrosis o las contracturas en los pulgares, consecuencia directa del uso de aparatos tecnológicos y las posturas que se emplean para manejarlos.

Glúteos: Por su cercanía con los riñones, fomenta que trabajen mucho mejor, ayudando también al nervio ciático, evitando posibles lumbalgias.

Otro de los beneficios de un masaje en esta zona es que activará la circulación, previniendo de este modo la aparición de celulitis y la concentración de grasa, produciéndose así un efecto drenante.
 (Foto:Shutterstock)
 

(Foto:Shutterstock)

Cara: Deja de lado los masajes tradicionales y opta por una técnica dedicada enteramente al masaje de rostro como el kobido, un procedimiento milenario de origen japonés que aplica métodos de tapping y estiramiento. Con ellos se logra un efecto de lifting natural en la piel mediante la reactivación de la circulación y la generación natural de colágeno. 

: Estimula la circulación a niveles energético y sanguíneo. Al masajear los lóbulos se fortalecen las funciones de todos los órganos, especialmente los riñones.

Coronilla: Se pueden realizar los masajes utilizando aceites esenciales. Al ser una  zona que ejerce como punto de presión a nivel general, los masajes logran activar la circulación craneal y corporal, fomentando la buena salud de nuestro cabello y relajando todos los músculos.