Este tipo de gol es típico en él: descontar rivales perfilando el remate para la zurda y el latigazo rasante para vencer al arquero rival. De esta forma, anotó el tercer gol del en la victoria parcial por 3-1 sobre el en el .

El holandés contó con la complicidad de uno de los defensores del cuadro inglés, debido a que el balón pegó en uno de ellos y desvió la trayectoria del balón, lo que imposibilitó al arquero español detener el remate de zurda.

Con este resultado, Bayern Múnich está clasificando a las semifinales de la Champions League. Como se recuerda, en el partido de ida de los cuartos de final, disputado en el Old Trafford, empataron 1-1.