Módulos Temas Día

Más en Mundo

¿Qué dicen países del TPP-11 sobre posible retorno de EE.UU.?

El presidente Donald Trump anunció que podría volver al TPP bajo condiciones “sustancialmente mejores”, pero los miembros del bloque se oponen a cambios significativos

TPP 11

El Tratado Integral y Progresista de Asociación Transpacífico (CPTPP) fue firmado en marzo por Australia, Brunéi, Canadá, Chile, Japón, Malasia, México, Nueva Zelanda, Perú, Singapur y Vietnam. (Foto: AP)

Esta semana, el presidente Donald Trump manifestó el interés de Estados Unidos de regresar al Tratado Integral y Progresista de Asociación Transpacífico (CPTPP, en inglés), después de haberse retirado en enero del 2017, cuando adujo “amenazas” a los trabajadores de su país.

Primero, el senador del Partido Republicano Ben Sasse informó que Trump había designado al asesor económico Larry Kudlow y al representante de Comercio de Estados Unidos, Robert Lighthize, para negociar el retorno de EE.UU. al Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (TPP), como se llamó antes el CPTPP.

A través de su cuenta de Twitter, Trump anunció posteriormente que EE.UU. podría volver al tratado “solo si los acuerdos son sustancialmente mejores a los ofrecidos” al gobierno de su antecesor, Barack Obama.

“Trump ha dejado claro, extremadamente claro, que solo ante las condiciones correctas consideraría ir al TPP, así que no es una idea nueva. Estamos tratando de analizar todo”, declaró ayer a El Comercio Wilbur Ross, secretario de Comercio de la Casa Blanca, en su participación en la III Cumbre Empresarial de las Américas.

Luego de que Trump retirara a EE.UU. del TPP y llamara al acuerdo “una violación” a su país, once economías de la región Asia-Pacífico, incluidos aliados claves de Estados Unidos, completaron el acuerdo.

De esta manera, la versión actual del TPP promete sólidas protecciones para la propiedad intelectual y amplía las normas de libre comercio más allá de la agricultura y los servicios. El acuerdo también representa un esfuerzo importante por resistirse al modelo económico dominado por el Estado, el cual utiliza (y sustenta) la creciente influencia de China en el mundo.

LAS REACCIONES

La posibilidad de que EE.UU. se reintegre al CPTTP fue relacionada con la idea de ganar capacidad de negociación en su disputa comercial con China. “La opinión ahora en Washington es: llevémonos bien con otros, traigan a Japón, Europa y a otros para ir tras China. EE.UU. vuelve a establecer las reglas para el orden económico global en lugar de China”, dijo a Bloomberg Kevin Lai, economista de Daiwa Capital Markets.

Y justamente, del trabajo de seducción se ha encargado Ross en la III Cumbre Empresarial de las Américas.

“¿Qué es más saludable para Latinoamérica, el superávit comercial con EE.UU. de US$117 mil millones o el déficit comercial con China de US$67 mil millones que tiene actualmente?”, dijo Ross en una rueda de prensa a la cual, representando al Perú, asistió El Comercio.
En tanto, el presidente de México, Enrique Peña Nieto, afirmó ayer durante su participación en el encuentro empresarial que EE.UU. tiene la “puerta abierta” para regresar al acuerdo.

No obstante, otros miembros del CPTPP dijeron que se oponían a cualquier renegociación para adaptarlo a EE.UU. Altos funcionarios de Japón, Australia y Malasia se mostraron reacios a hacer cambios significativos.

“Apreciamos que EE.UU. regrese a la mesa, pero no vemos algún apetito general por cualquier renegociación significativa del TPP-11”, dijo el ministro de Comercio de Australia, Steven Ciobo.

Toshimitsu Motegi, ministro de Japón a cargo del CPTPP, también dijo que sería difícil cambiar el acuerdo. Lo calificó de “equilibrado, como cristalería fina”.

Leer comentarios ()

SubirIrMundial 2018Ir a Somos
Ir a portada