La Granja es considerado uno de los depósitos de cobre más grandes del mundo. (Foto: GEC)
La Granja es considerado uno de los depósitos de cobre más grandes del mundo. (Foto: GEC)

Luego de tres años de caídas consecutivas entre el 2014 y el 2016, la se consolidó como uno de los motores de crecimiento más importantes para la economía peruana. Según datos del Banco Central de Reserva (), esta habría crecido hasta 4,7% en el 2018 y daría un salto este año a una tasa de 6,5% anual, aunque su componente no minero estaría prácticamente estancado.


► ​

“Para este año tenemos una proyección de crecimiento de la inversión privada de 6,5%, de la cual, la inversión minera tendrá una tasa de crecimiento de 19,2%”, señaló Adrián Armas, gerente central de Estudios Económicos del BCR.

Esta cifra se explicaría por la ejecución de algunos proyectos mineros, como el proyecto Quellaveco, cuya evolución continúa dentro de lo normal, y a los indicadores de actividad económica que siguen mostrando signos de dinamismo. A esto se sumaría una recuperación esperada de los precios del cobre, con lo cual se darían las condiciones óptimas para que la inversión privada despegue en el 2019.

Por otro lado, Armas adelantó los primeros resultados de las primeras cinco semanas del año. Al respecto explicó que la evolución de la actividad económica está en general “en línea con lo anticipado”.
Dijo que se tenía prevista una caída en la inversión del gobierno general para enero –que efectivamente retrocedió 14,3%– debido al cambio de autoridades nacionales, además de una recuperación del sector privado. Añadió que el Banco Central mantiene su proyección de crecimiento para el primer trimestre del 2019 en alrededor del 4,1%.

Asimismo, resaltó que luego de un deterioro en las expectativas en el tercer trimestre, estas se recuperaron entre octubre y diciembre y se mantienen altas para este año. Dicho factor contribuirá a alcanzar un crecimiento anual de alrededor del 4%.

POSICIÓN EXPANSIVA

El Banco Central dio a conocer el jueves último que mantendría su tasa de interés de referencia en 2,75% durante febrero. Ello en línea con los resultados de los indicadores de actividad económica que siguen mostrando signos de dinamismo, aunque la producción se mantiene por debajo de su potencial.

Por su parte, la tasa de interés en términos reales –esto es, descontando la inflación esperada a doce meses– se ubicó nuevamente en 0,25%, lo que significa una posición expansiva de política monetaria, la que continuará por parte del hasta que la actividad económica peruana alcance su potencial.

“En línea con la posición expansiva de la política monetaria que ha tenido el Banco Central, podemos apreciar la evolución del crédito que ha crecido a una tasa de 8,3% el año pasado, con lo cual esa tasa es justamente consistente con la posición expansiva de política monetaria”, explicó.

Como parte de esta decisión, Armas comentó que otro factor considerado por el Banco Central fue el de los créditos hipotecarios que crecieron 8,8% en diciembre y el de la inflación. Esta última registró una tasa interanual de 2,13% en enero, con lo cual, se ubicó alrededor del 2% –dentro del rango meta de entre 1% y 3%–.

“Tenemos las expectativas de inflación de acá a doce meses que pasaron de 2,5% a 2,48%. Esas expectativas se irán reduciendo gradualmente en la medida en que la inflación, como se viene observando, se mantenga alrededor del 2%”, añadió.

FENÓMENO DE EL NIÑO

Debido a las lluvias y deslizamientos de los últimos días en diversas regiones del país, se le preguntó al si estos eventos tendrían algún efecto sobre los precios de los productos, en especial sobre los alimentos.

El BCR señaló que se trata de un débil, cuyos posibles efectos ya están contemplados dentro de sus proyecciones de inflación. Asimismo, aseguró que si bien el rendimiento de algunos productos se verá afectado por las lluvias, al igual que el abastecimiento normal de los mismos, dichos costos están dentro de lo que se observa típicamente en el primer trimestre del año y con un fenómeno similar.

“Por el momento, todos los indicadores que observamos apuntan a que va a ser un primer trimestre normal para la inflación y de ahí que la tasa de inflación interanual va a estar alrededor del 2% en febrero y marzo”, puntualizó.

PARA EVALUAR

La autoridad monetaria fue consultada también sobre su impresión en relación con el Sistema Privado de Pensiones () y los resultados que registraron las administradoras al cierre del 2018.
Al respecto, Armas señaló que se trata de un tema importante y de largo plazo, por lo que resulta indispensable plantear una reforma, así como fomentar la competencia.

“Lo importante es evaluar el sistema y ver qué reformas se pueden hacer de manera integral para buscar mayor competencia y luego lograr los fines que debe tener un sistema previsional eficiente”, agregó.

En relación con la competencia, explicó que esta debería darse en todo sentido, a través de dos áreas. La primera se refiere a ampliar la gama de portafolios “viendo, por ejemplo, infraestructura”; la segunda, definir una competencia en términos de mayor número de entidades que provean el servicio de pensiones.

TAGS RELACIONADOS