Ubicado en Santa Anita, el Gran Mercado Mayorista de Lima cuenta con pabellones para 19 giros diferentes de verduras y hortalizas.
Ubicado en Santa Anita, el Gran Mercado Mayorista de Lima cuenta con pabellones para 19 giros diferentes de verduras y hortalizas.
Manuela Zurita

author

manuela.zurita@comercio.com.pe

A partir de la semana próxima, el ingreso al Gran Mercado Mayorista de Lima (GMML) lucirá diferente. La (EMMSA) prevé instalar una pantalla LED de 4 mt2 de ancho por 2 mt2 de alto que mostrará en tiempo real la fluctuación de los precios de los 19 giros de frutas y verduras que allí se comercializan, informó su gerente general, Jaime Gallegos. 

“Va a estar colocada en la intersección de la puerta de ingreso peatonal con la puerta de ingreso vehicular”, precisó y comentó que estará operativa al 100% a mediados de junio. 


La pantalla -en la que la empresa municipal ha invertido S/32 mil-  permitirá a los visitantes del GMML (alrededor de 10 mil por día) tomar decisiones de compra en el lugar sin necesidad de visualizar la página web, que es hasta ahora el principal medio de difusión de los precios. 

"Creemos que va a contribuir a fortalecer la información de los compradores que vienen. Muchas de las personas que vienen a comprar no andan mirando su celular", añadió. 

Tras la instalación de la pantalla, EMMSA proyecta diseñar y poner en línea un aplicativo que permita visualizar en el celular los datos de la pantalla. 

Aceleran plan de inversiones 
La pantalla LED es solo el punto de partida del plan de inversiones del GMML, que EMMSA busca acelerar este año.  Es que, según Gallegos, hacia el tercer y cuarto trimestres de este año, retomarán el plan original de implementación del mercado e impulsarán como iniciativa privada tres proyectos: la construcción de una planta de procesamiento y otra en frío y de un terminal pesquero. 

Foto: El Comercio
Foto: El Comercio

La primera planta permitiría añadir valor agregado a productos como la papa y ofrecerla pelada y cortada a mayor precio que en fresco.  Al respecto, Gallegos recordó que el convenio para la implementación de esta planta estuvo a punto de ser firmado con un tercero a inicios de año, pero no se firmó y está bajo revisión legal tras hallarse indicios de "actos poco trasparentes" en el proceso de definición de la empresa ejecutora.  

En relación a la planta en frío, explicó que permitirá ampliar la vida de anaquel y reducir la merma de productos. "Tenemos bastantes [productos] perecibles. [Ayudaría] a darles un tiempo mayor de conservación", dijo.

Sobre el terminal pesquero, explicó que buscan complementar la oferta de productos en el GMML y contribuir a reducir la brecha de infraestructura para la comercialización de estos alimentos. "Sabemos que hay algunos problemas en algunos de los terminales y queremos construir a la solución", dijo.

¿Está la carne de pollo, res u otros animales en su radar? "No queremos prometer algo que no podemos cumplir", dice respecto al reto que supone ofrecer volúmenes de esta proteína de manera constante a lo largo del año. "[Este mercado] es mayorista. Aquí se vende por mucha cantidad", dijo.

Para los tres proyectos EMMSA cuenta con unos 12 mil mts2. En agosto próximo la Municipalidad de Lima organizará un road show con el que buscan atraer inversionistas para apalancarlos.

EXCLUSIVOS PARA FRUTA
Como parte del plan, EMMSA proyecta asimismo construir dos pabellones para frutas, con unos 200 puestos repartidos entre cinco o seis giros. "Nos gustaría cerrar el círculo, tener verduras y frutas", comentó. En este caso, el proyecto, según dijo, será financiado con recursos de la empresa, con un presupuesto estimado de S/30 millones.

"El plan es ambicioso. Es posicionarnos a nivel latinoamericano, sino como el mejor, estar ahí entre los mercados de abastos mayoristas", sostuvo.