Competitividad
Competitividad
Redacción EC

Por sexto año consecutivo, el Perú retrocedió posiciones en el ránking de competitividad global del Foro Económico Mundial (WEF, por sus siglas en inglés). En la edición de este año, se ubicó en el puesto 65 de un total de 141 países, dos posiciones menos que en el 2018, cuando se consideraron 140 economías.

PUNTOS CRÍTICOS

El reporte considera 12 pilares. En el caso peruano, los resultados fueron desfavorables en ocho de ellos, incluyendo instituciones, acceso a la tecnología y ambiente de negocios.

En el caso de instituciones, pasamos del puesto 90 al 94, perdiendo 1,3 puntos. Este pilar incluye subíndices relacionados a seguridad, desempeño del sector público, gobierno corporativo, entre otros. Resaltó el subíndice de transparencia, que mide la incidencia de la corrupción en el sector público, y que pasó del puesto 80 (con 37 puntos) al puesto 91 (35 puntos).

“La actual situación en la que se encuentra nuestro país es el reflejo de la falta de institucionalidad que existe y que no nos permite ser competitivos a escala mundial”, señaló Ricardo Márquez , presidente de la Sociedad Nacional de Industrias, quien también hizo un llamado a elevar los niveles de productividad.

En esa línea, Flavio Ausejo, director adjunto de la Escuela de Gobierno y Políticas Públicas de la PUCP, señaló a este Diario que el rol regulador del Estado es clave para mejorar la competitividad.

Ránking de competitividad global del Foro Económico Mundial (WEF) 2019.
Ránking de competitividad global del Foro Económico Mundial (WEF) 2019.

“No hemos tenido verdaderos impulsos como reformas sectoriales que permitan hacer cambios estructurales en sectores productivos”, añadió.

Otro de los pilares en el que se registra un retroceso es el de infraestructura, que pasó del puesto 85 al 88.

“Si uno mira hacia atrás 10 o 15 años, seguimos con la misma infraestructura [...]. En el caso del comercio exterior, no tenemos vías de acceso y salida del puerto eficientes; tenemos congestiones, robos, inseguridad”, explica Rafael Zacnich, jefe del Área de Estudios Económicos de Cómex.

LO POSITIVO

Nuestro país pudo mejorar en dos pilares: salud (puesto 19) y educación y habilidades (puesto 81). Asimismo, ocupó, nuevamente, el primer puesto en el pilar de estabilidad macroeconómica, junto con otros 33 países del mundo.

Para el Ministerio de Economía y Finanzas, los resultados representan una oportunidad para poner en marcha el Plan Nacional de Competitividad y Productividad. La entidad espera que su implementación incida en una mejora progresiva del país en el ránking del WEF.

MIRADA REGIONAL

En América Latina se mantuvo el sexto lugar, por detrás de Chile (33), México (48), Uruguay (54), Colombia (57) y Costa Rica (62). De las 13 economías que participaron, diez retrocedieron.

Para Alfredo Thorne, exministro de Economía, preocupa que el Perú sea al que peor le va desde el punto de vista de competitividad en la Alianza del Pacífico. “Si lo tomamos desde el 2017, nosotros somos los que más posiciones perdemos”, agregó