Nuevamente, El Planetario dice presente en Mistura. Emilio Bravo, su fundador, era mecánico de las Fuerzas Armadas del Perú. Hace unos años él y su esposa Olga abrieron la famosa tienda de raspadillas recomendadas por Gastón Acurio. Él y su familia llevan años trabajando en Chorrillos (cuadra 4 de la Av. Castilla), y la calidad de sus raspadillas ha hecho que Gastón Acurio las recomiende en su guía culinaria.

“Iniciamos (el negocio) como una alternativa de ingreso económico para la familia. No pensamos nunca que esto podría prosperar tanto”, dice Emilio mientras que su esposa Olga, sus hijos y sus sobrinos, atienden a la gran cantidad de personas que acuden a su local.

Los sabores que ofrece es variopinto: fresa, mango, tamarindo, lúcuma, coco con leche, menta y maracuyá. A la lista le ha sumado el camu camu y el aguaje. 
 

TAGS RELACIONADOS