Redacción EC

Tras dos meses de seguimiento y de recopilación de datos de inteligencia, un grupo de agentes de la (Dirandro) de la Policía, con apoyo de fiscales de Tingo María, intervino una casa ubicada en la calle El Paraíso 295, en La Molina, e incautó aproximadamente 600 kilos de de alta pureza.

El valor de lo incautado, según la Dirandro, es de US$1 millón en el mercado peruano. Sin embargo, en Estados Unidos, destino final del cargamento, los compradores llegarían a pagar unos US$18 millones por el cargamento de droga que llegó desde el valle del Huallaga.

"Esta organización tenía la particularidad de exportar droga de alta pureza, pero todavía no podemos determinar el grado de pureza de esta incautación", dijo el general Vicente Romero, jefe de la Dirandro.

La operación también permitió detener a cinco personas, entre ellos cuatro hombres y una mujer, tres de ellos con nacionalidad estadounidense. Uno de los intervenidos, Jorge Ignacio Cervellón Aparicio, sería también el cabecilla de la organización criminal. En la casa también habían tres menores de edad que permanecen bajo vigilancia policial.

Cervellón Aparicio fue la persona a cargo de alquilar esta vivienda desde hace año y medio. Desde entonces, ha sido utilizada como centro de operaciones para acumular y exportar estupefacientes.

ARMAS Y CARROS

La policía también incautó una pistola Glock y una escopeta dentro de la vivienda ubicada cerca al cruce con la calle Ibiza. El clan familiar también tenía dos carros, con los cuales transportaban la droga.

Dentro de un baúl que recién pudo ser abierto esta mañana se encontraron municiones y armas de largo alcance como fusiles AKM.