Transporte público: las claves sobre el lío entre Lima y Callao
Transporte público: las claves sobre el lío entre Lima y Callao
Redacción EC

El paro realizado ayer por transportistas del ha sido el más reciente capítulo del conflicto entre autoridades ediles de Lima y el primer puerto por la circulación de vehículos de transporte urbano en ambas jurisdicciones.

¿Pero cuál es el origen del problema? “Exigimos que Lima respete las autorizaciones por 10 años que nos otorgó el Callao”, es el principal argumento que repiten una y otra vez dirigentes como Marisela Millán, del Consorcio Empresarial del Callao S.A. (Conecsa), que lidera José López, de la cuestionada

¿Por qué la comuna limeña desconoce sus tarjetas de circulación? Conscientes de la continuidad territorial, en el 2004, las autoridades de ambas provincias empezaron a suscribir actas para facilitar el ingreso de rutas del Callao a Lima y viceversa. “Pero nunca se estableció un , clave para validar estas autorizaciones”, recuerda Paul Concha, ex asesor del MTC.

Los transportistas del Callao, respaldados por su gerente de Transporte Urbano, Miguel Gonzales, sostienen que sus rutas fueron otorgadas a través de concesiones. No obstante, así no lo entiende la jefa de la GTU, María Jara, quien explica que para firmar contratos de concesión, el concejo chalaco debió declarar saturadas sus vías para luego lanzar un concurso público y licitar así sus rutas.

LAS CLAVES

1. ¿Las rutas del Callao respetan la continuidad territorial?
Junto a la falta del régimen de gestión común, el abogado Paul Concha dice que estos permisos son ilegales y vulneran una ordenanza del Callao del 2002, aún vigente. Según esta, solo podía darse permisos para circular en San Martín de Porres, Puente Piedra, el Cercado y San Miguel, por ser distritos contiguos, “pero sus rutas llegan al último rincón de Lima”.

2. ¿El Callao podría impedir el ingreso de rutas limeñas?
Sí. Así como Lima desconoce las autorizaciones del Callao, esta municipalidad provincial también puede considerar nulas las 57 tarjetas de circulación emitidas por la GTU. No obstante, según Concha, esto poco afectará a los limeños, ya que, dada la reforma del transporte, todas las rutas de la capital están siendo reestructuradas y licitadas. 

3. ¿Cómo afecta la reforma del transporte al Callao?
Con la implementación del corredor azul se reestructuraron 59 rutas, 14 pertenecientes al Callao. El corredor Javier Prado afectará a otras importantes rutas chalacas de propiedad de Orión. Su permanencia en estas vías significa para el grupo Conecsa una ganancia anual de S/.150 millones, sin tener buses a su nombre y sin poner a sus choferes en planilla.

4. ¿Los transportistas  pueden pedir indemnización?
Según el experto Lino de la Barrera, los transportistas chalacos afectados por la eliminación o modificación de sus rutas en Lima deberían denunciar y reclamar una indemnización a la Municipalidad del Callao, pues se entregaron autorizaciones con vicios de nulidad. La comuna metropolitana no puede ser responsable por permisos que nunca otorgó. 

5. ¿Qué soluciones puede plantear el MTC?
“El MTC difícilmente podrá resolver este conflicto, pues para establecer el régimen de gestión común debe existir voluntad de ambas provincias”, opina De la Barrera. Lo que debe hacer Lima es demandar ante el Tribunal Constitucional la ilegalidad de las ordenanzas del Callao que permitieron que este autorice que más de 154 rutas circulen por su provincia.