Especialistas consultados por este medio recomiendan la creación de protocolos en los centros educativos en casos de infección por COVID-19.
Foto: Alessandro Currarino
Especialistas consultados por este medio recomiendan la creación de protocolos en los centros educativos en casos de infección por COVID-19. Foto: Alessandro Currarino
/ A.CURRARINO
Abby Ardiles

Desde hoy los estudiantes de todo el Perú tendrán la facultad de decidir si desean usar la mascarilla en su centro educativo. Esto se ha vuelto realidad luego de la publicación del que oficializa el uso voluntario de los cubrebocas en los colegios, institutos y universidades del país.

LEE TAMBIÉN: Más de 29 millones 787 mil peruanos ya fueron vacunados contra el coronavirus

Días antes a la publicación oficial, el ministro de Educación Rosendo Serna, resaltó que los estudiantes, en conjunto con sus padres, deberán decidir si usar o no el tapabocas. Esta disposición de uso opcional únicamente rige para instituciones educativas, en tanto, se mantiene el carácter obligatorio del uso de cubrebocas en lugares cerrados según el último decreto supremo.

Especialistas consultados por El Comercio plantearon una serie de pasos a tomar en cuenta para aplicar correctamente esta nueva medida en centros educativos.

¿Cuáles son los beneficios?

Las primeras experiencias son fundamentales, sobre todo en las edades en que se inicia la comunicación oral y el lenguaje, según el especialista en educación León Trahtemberg.

Señaló que escuchar bien y ver la boca produciendo gestos y entonaciones es crucial para conocer el avance académico y social de estos niños. “La máscara que cubre media cara con la boca es una barrera física similar a la de poner tapones a los oídos que dificultan escuchar lo que se habla”, comentó.

Asimismo, resaltó que el aprendizaje del lenguaje es holístico: incluye sonidos, imágenes y gestos faciales y bucales. De allí que la lectura para personas con limitaciones visuales u auditivas requiere estrategias de enseñanza especializada.

¿Regreso a la normalidad?

Para el médico epidemiólogo Antonio Quispe, este es el inicio de una nueva normalidad, en la que aún se verán casos positivos de , porque la pandemia todavía no ha terminado; sin embargo, resaltó que es importante aplicar ciertos protocolos en los centros educativos para poder prevenir la propagación del virus.

“Si hay un niño que presenta síntomas, se le debe retornar a su domicilio para que cumpla con su aislamiento. Luego deberán vigilar a los demás estudiantes para comprobar que no haya más casos. En un eventual brote en todo un salón, todos deberían guardar aislamiento por 5 o 10 días”, dijo.

LEE TAMBIÉN: Asesores de la FDA analizan expandir las vacunas contra el COVID-19 en niños menores de 5 años

El especialista resaltó que con el tiempo todos los estudiantes y los trabajadores involucrados en el área educativa poco a poco podrán reconocer las conductas de riesgo como parte de la nueva normalidad porque actualmente ya se cuentan con muchas herramientas para enfrentar el virus.

Por su parte, Trahtemberg agregó que el uso facultativo de las mascarillas, es una buena oportunidad para respetar las diferencias y promover la autonomía de los estudiantes que deben resolver sobre el uso de las mascarillas.

¿Se debería aplicar la medida a los profesores?

Este nuevo ejercicio del uso facultativo de las mascarillas en centros educativos no contempla la posibilidad de que los profesores puedan elegir si usar o no las mascarillas. Sobre ello, Quispe opina que al estar aún en plena cuarta ola de COVID-19 significaría poner en riesgo a los profesores por su media de edad.

“Si más adelante llegamos a un momento de silencio epidemiológico, se debería optar por retirar las mascarillas”, agregó.

En esa misma línea, el especialista en Salud Pública Percy Mayta-Tristán explicó que los profesores mantienen una cercana comunicación con sus estudiantes en los centros educativos, por lo cual sería necesario que en algún momento ellos también puedan retirarse la mascarilla, sobre todo para dictar clases porque la barrera facial significa un esfuerzo vocal.

“Los docentes que sientan que tienen más riesgo, pueden seguir usándola. Tenemos que tener en cuenta que hablar con una mascarilla disminuye el volumen o lo que escucha, entonces uno tiene que esforzar mucho más la voz y un problema ocupacional del docente es justamente la afonía y lesiones en cuerdas vocales”, finalizó.

¿Cómo planificamos?

Una correcta coordinación entre los padres y estudiantes será esencial para decidir en qué momento o espacio usar la mascarilla.

Para Mayta-Tristán, es posible que exista un incremento de infecciones en el ámbito educativo si no se toman precauciones. Sin embargo, resaltó que dentro de ese contexto los que tienen menos riesgo de hacer enfermedad graves son los estudiantes jóvenes.

LEE TAMBIÉN: COVID-19: conoce los vacunatorios que atenderán el lunes 29 y martes 30 de agosto en Lima y Callao

En el caso de los estudiantes que decidan seguir usándola, “es importante que ajusten bien la mascarilla cuando lo hagan, porque si la van a colocar como ‘cubremandíbulas’ esta no nos va a ayudar”, aseveró.

En tanto, precisó que es muy importante el carácter voluntario de la medida para un buen uso de las mascarillas cuando sean necesarias.

¿Qué cuidados tener?

El decano del Colegio Médico del Perú, Raúl Urquizo, recomendó que los estudiantes cumplan con sus dosis completas de para asegurar una mayor protección ante el virus.

Además, resaltó que es necesaria una correcta ventilación de las aulas para evitar algún tipo contagio entre los alumnos que decidan no usar la mascarilla.

Por su parte, Mayta-Tristán declaró que los estudiantes deben seguir aplicando el lavado de manos luego de retirarse las mascarillas para evitar contaminarse.

“Deben asegurar bien las mascarillas cuando se viaja en el transporte público. Luego de ello el lavado de manos sigue siendo importante ¿Por qué? Porque si me voy a quitar la mascarilla, y después me la voy a volver poner, importa tener este correcto lavado de manos para no contaminarme en el proceso de manipulación”, enfatizó.


Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más